Los Olimareños celebran 50 años de carrera


Debido a la gran demanda de la gente, que una y otra vez insiste en que Los Olimareños sigan ofreciendo su canto en los más diversos lugares y escenarios,  regresan con su legendario arte para celebrar los 50 años de carrera. El célebre dúo compuesto por los olimareños Pepe Guerra y Braulio López volverá entonces a cobrar forma tras una prolongada ausencia de los escenarios el próximo 15 de Marzo en el Antel Arena.

Durante años Pepe Guerra y Braulio López, aun cuando debieron marchar al exilio, alcanzaron una dimensión artística insospechada y de formidable repercusión y prestigio internacional, y prácticamente bajo la tutela de los entrañables Ruben Lena y Víctor Lima, el dúo tuvo una convivencia compositiva y expresiva de alta incidencia y solvencia. Los Olimareños, con cuarenta y cuatro discos editados, recorrieron el mundo entero y obtuvieron innumerables discos de oro y platino. El dúo se disolvió en 1990 y aunque desde entonces cada uno de sus integrantes siguió recorriendo la senda de la canción popular de manera individual, permaneció vivo en la memoria colectiva de todos los uruguayos como un punto referencial.

Más que un conjunto de canto popular, Los Olimareños se han constituido en un fenómeno social irrepetible.
En la etapa más dura del país, a partir de 1973, Los Olimareños fueron prohibidos, pero sus canciones permanecieron porfiadamente en los labios de la gente, tanto en los centenares de miles de uruguayos que emigraron como en los que se quedaron. Lo cierto es que tanto Pepe como Braulio son un pedazo enorme de un modo del ser y estar uruguayos. Con una estética que se ha nutrido considerablemente de los modos y quehaceres del cancionero o mapa de la música popular contemporánea y latinoamericana, Los Olimareños se reconocen por su cuidada
arreglística y por ese equipaje de cuño coral que les proporcionó su santo y seña o más concretamente su identidad.

En este nuevo concierto que se concretará en Montevideo se volverá a reeditar la presencia multitudinaria de la gente, el arte intransferible de estos dos cultores de las mejores tradiciones progresistas y, sobre todo, la emoción de escuchar “en vivo” las canciones que le marcaron el camino a varias generaciones de uruguayos con una forma de andar y de decir.


 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*