Se estrena “Doméstica realidad”

Se re estrena una obra muy especial. Si bien el teatro es siempre un fenómeno colectivo, esta obra agrega la dramaturgia colectiva: Natalia Burgueño, Florencia Dansilio, Sofía Espinosa, Etelvina Rodríguez y Camila Sanson partieron de estudios sociales y generaron esta impactante obra en tres actos que expone un tema no resuelto de las mujeres y el espacio doméstico.


Por Joaquín Dholdan

Tres situaciones domésticas que exploran las relaciones jerárquicas, las contradicciones y los problemas de una actividad históricamente relegada al universo femenino.

A partir de un trabajo documental que incluyó entrevistas a empleadas y empleadoras, encuestas y acopio de investigaciones y de múltiples referencias literarias y audiovisuales sobre el empleo doméstico, la obra es una manera de enfrentarse a disyuntivas personales, generacionales y políticas.

Pieza teatral en tres actos 

Funciones:

Jueves y viernes de octubre a las 20 horas

Estreno: Viernes 2 de octubre

Sala Atahualpa 

Teatro El Galpón

Localidades: $ 350

Entradas:

Por Tickantel o en boletería del teatro

Promociones:

2×1 con La diaria y para socios de SUA, 50 % de descuento con Socio Espectacular (cupo limitado)

Actrices: Natalia Burgueño, Etelvina Rodríguez y Camila Sanson

Dirección: Florencia Dansilio

Asistencia de dirección: Sofía Espinosa

Dramaturgia: Colectiva 

Música original: Patricia Turnes

Grabación y producción musical: Fabrizio Rossi

Diseño de escenografía: Tamara Couto y Lucía Tayler

Realización de escenografía: Juan Andrés Piazza, Tamara Couto y Lucía Tayler

Iluminación: Pablo Caballero

Vestuario: Malena Paz

Ilustraciones y gráfica: Mya Ferrando

Prensa: Fernanda Muslera

Producción: Gabriela Pintado

Espectáculo ganador del Programa Fortalecimiento de las Artes 2019

Creación colectiva: esta metodología es un elemento sustancial en el trabajo del equipo. Confianza y negociación, discusión y argumentación, división de roles y complementariedad son los pilares de una ética de trabajo que espera contribuir a diluir las jerarquías clásicas en el teatro y la ilusión del lenguaje individual, en defensa de una praxis colectiva.

“La diferencia con el trabajo doméstico reside en el hecho de que este no solo se le ha impuesto a las mujeres,

sino que ha sido transformado en un atributo natural de nuestra psique y personalidad femenina, una necesidad interna, una aspiración, proveniente supuestamente de las profundidades de nuestro carácter de mujeres (…) El capital tenía que convencernos de que es natural, inevitable e incluso una actividad que te hace sentir plena, para así hacernos aceptar el trabajar sin obtener un salario”.

Silvia Federici, Revolución en punto cero


 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*