“Hay un público muy fiel que nos permite seguir soñando”. Entrevista a Guillermo Lockhart


Por Martín Imer

Existe ciertamente una pasión del público mundial hacia el género del terror, el cual llena las salas cada vez que aparece una película aterradora en cartel, asistiendo semanalmente a la dosis de sustos y tensos momentos. Es un amor que parece no tener fin e incluso ir fortaleciéndose más a medida que pasan los años, lo que abre las puertas a que los productores de distintos lados del mundo apuesten a ese tipo de contenidos. El juego de las 100 velas, ambiciosa producción que incluye a varios países, es una antología que presenta varias historias de miedo unidas por un hilo conductor que cual tiene una particularidad muy especial para los uruguayos: es co-escrito y dirigido por Guillermo Lockhart, reconocido productor, escritor y director local que ya tiene una larga historia con el terror gracias a la saga “Voces anónimas”. Con motivo de este estreno pudimos conversar con el realizador, el cual se muestra muy entusiasmado con el resultado del film.

¿Cómo surge este proyecto?
Surge de una manera muy especial; si tuviera que decirte cómo, diría que surgió a lo voces porque es muy extraño, es difícil de creer y de explicar todo lo que sucedió, pero es todo muy bueno. Hace menos de 2 años, fines de 2018 – comienzos de 2019 cuando Voces estaba terminando su temporada anterior me presentan a Nicolás Onetti, productor y director de Black Mandala films, y empezamos a hablar sobre varios proyectos, algunas películas que yo había visto de su productora y él me hablaba del programa y manifestamos las ganas de hacer algo juntos, entonces le comenté de un proyecto que quería filmar, una especie de antología con los mejores cortometrajes de Voces y con un hilo conductor que abarcara, que contemplara todas estas historias — que el hilo conductor sirviera para exhibirlas, ¿no? Y hablando con Nicolás él me comentó que estaba en un proyecto muy parecido, por lo que entonces decidimos hacer una prueba y empezar a trabajar juntos. Fue así que trabajamos en 3 proyectos, el primero fue A night of horror, un largometraje que se estrenó hace poquito tiempo; el segundo Asylum y el tercero El juego de las 100 velas que en realidad es el que me involucra mucho más porque yo le conté que la idea de Voces anónimas o la que yo tenía era de poder mostrar esos cortos que recién te mencionaba, esos cortometrajes con un hilo conductor y el hilo conductor perfecto para mí era el caso del juego de las 100 velas, una leyenda urbana japonesa que tiene muchísimos años que lo que hace es proponer una experiencia bastante terrorífica a los participantes que se atrevan a hacerlo, un juego en el que los participantes van a tener que encender 100 velas y (si es que quieren hacerlo y llegar hasta el final) van a tener que contar 100 cuentos de terror. A medida que van contando los cuentos tendrán que ir apagando las velas hasta llegar a la vela número 100 y así – si todo sale bien – se abriría un portal que conecta con el más allá. De eso iba un poco la idea y así surge el proyecto: comentando esas ideas. A Nicolás le encantó todo lo del juego y decidimos intentarlo y es lo que hoy estamos a punto de descubrir en la pantalla grande.

Es una producción que incluye varios idiomas y locaciones internacionales, según lo que vemos en pantalla. ¿Cuántos países están involucrados en la película?
Es un proyecto internacional, es una producción que incluye varios idiomas y locaciones empezando por argentina que es donde se filmó el hilo conductor, la historia que nos mete en el juego, protagonizada por Magui Bravi y los otros actores: James Wright, Agustín Olcese y Clara Kovacic, pero después hay varios cortometrajes de todas partes. Tenemos A little taste de España, When demons die de Alemania, de Portugal tenemos Black eye child, que es la historia de un niño de ojos negros; también hay una historia muy importante que se llama The visitant que es protagonizada por Amy Smart, la protagonista de El efecto mariposa; también está Enterrada viva que para mí como director de Voces anónimas y productor es muy emocionante porque este corto fue filmado en Uruguay y es parte de este largo. Tenemos como te dije películas de todas partes del mundo. Las otras dos restantes son Black y Drip que son de Estados Unidos como The visitant. Este último, Drip, que es muy bueno, tiene como protagonista a Wallis Barton, la protagonista de Actividad paranormal: los marcados. E este proyecto, que tiene una cantidad de locaciones, personajes, efectos, climas, que es muy entretenido, tenemos historias de todas partes del mundo y además tenemos talentos reconocidos a la hora de hablar del terror.

 En los créditos figuras como director y co guionista de la línea principal que une a los cortos, precisamente lo que da título al film, EL JUEGO DE LAS 100 VELAS. ¿Es una invención propia o se trata de una leyenda que conoces?
El juego es una leyenda urbana real, existe y se dio a conocer varios siglos atrás, cuando los guerreros samurái ponían a prueba a sus hijos; querían ver si eran valientes y entonces los exponían a este ritual que es un terror psicológico, se va apoderando de los sentidos de la persona, no es un tema de medir la valentía por enfrentarte a otro enemigo sino que ellos querían probar la valentía de sus hijos al exponerlos a una situación terrorífica, al acercarlos a lo desconocido, y este juego es real, hasta el día de hoy si uno entra a las redes sociales puede encontrarse con gente que lo está haciendo. Basados en estos hechos que son reales con Mauro Croche, uno de los mejores escritores de Latinoamérica, nos juntamos y con el apoyo de Nicolás Onetti decidimos trabajar en el guion del hilo conductor. En lo personal tuvo un plus este proyecto porque me invitaron a dirigir ese hilo conductor de los chicos jugando a este ritual, este juego de las 100 velas.

 Tenes una larga trayectoria en tv gracias al suceso local e internacional de VOCES ANONIMAS, pero esta es una primera experiencia en cine. ¿Lo sentiste muy diferente?
Es muy especial siempre poder ver tus proyectos en la pantalla grande, es un sueño y lo viví como algo muy especial, no te diría diferente sino potenciado porque uno muchas veces ve en el cine contenidos similares. Nosotros lo que son las diferentes series las trabajamos como si fueran películas — la diferencia es que obviamente ver un proyecto en la pantalla grande con la mejor calidad de sonido y una muy buena pantalla, además de la atmosfera de un cine, ese clima que es tan mágico, eso sí fue diferente pero lo que hace en realidad es que, además de verlo como algo muy especial, me invita a seguir adelante.

Comentaba que VOCES ANONIMAS es un suceso, pero no solo por lo televisivo sino también por volverse una franquicia muy popular en otros formatos como libros y comics. Precisamente aquí en Uruguay ¿hay un mercado consumidor de contenido de terror, un público fiel?
 Si, en Uruguay hay un público muy fiel que nos permite seguir soñando. En lo personal ese público me permite seguir trabajando, por ejemplo, en una séptima temporada o haber publicado 17 libros y ya estar trabajando en el número 18, y también me permite invitarlos al cine y saber que me van a acompañar. Hay un público que le gusta esta temática y sobre todo – más allá del género – es un público fiel al que le gusta el universo mágico de las leyendas urbanas, que eso es mucho más grande que el género en sí porque abarcas la leyenda, y si bien las más populares son terroríficas abarcan distintos géneros. Y de las leyendas lo bueno y lo popular de ellas es que son contadas por distintas generaciones y se mantienen vivas: por esos vecinos, por esos abuelos, por esa gente que las viene contando y les pasa la posta a las nuevas generaciones. Yo creo que ahí está el secreto del éxito, ¿no?

 Es innegable que la película funciona también como un homenaje y una carta de amor al género, particularmente antologías de horror, algo clásico. ¿Cuáles son tus antologías de terror favoritas? ¿Alguna te ha servido de inspiración para la película?
Hay muchas antologías buenas y muchos proyectos que dejaron una huella imborrable en la memoria de los amantes del género. Podríamos hablar largo y tendido sobre algunos ejemplos de cosas que me gustaron, pero en realidad a mí lo que me inspiró siempre fue Voces anónimas y poder compartir en el cine o contar diferentes historias utilizando un hilo conductor. La referencia más clara, o algo que por ahí se parecía mucho a lo que yo quería hacer y me gustó es la peli Vhs (aquí conocida como LAS CRÓNICAS DEL MIEDO) , la 1, ya que si bien las otras están buenas la número 1 me gustó muchísimo y la idea va por ese lado, es un proyecto que va por ese camino y como te decía, hay muchas referencias a antologías, pero tal vez me veo reflejado en este tipo de proyectos como el de Vhs.

 Es innegable también que además de ser un trabajo el terror se ha convertido en parte fundamental de tu vida, y siempre estás apoyando proyectos locales o internacionales. ¿Qué te enamoró del género para volverlo tan cercano a vos mismo?
El enamoramiento se da hace mucho tiempo, podría decirte que durante mi infancia, cuando empecé a tomar contacto con las primeras películas de terror. En ese momento lo volví muy cercano porque el género tiene ese poder de traspasar la pantalla, de hacerte sentir que estas más expuesto que nunca una vez que finaliza la película que estás viendo, y obviamente siendo niño y viendo por ejemplo El exorcista sentía que la película continuaba después de que uno apagaba el televisor — eso es lo que me enamoro del género, que en mi caso las películas quedaban y por ahí me obligaban a permanecer una noche sin dormir porque justamente el poder con el que me llegaba la película o lo que me transmitía la película era muy fuerte. Creo que desde esa época viene mi enamoramiento y lo que es como una especie de relación en donde predomina la fidelidad: es algo que estuvo presente a lo largo de toda mi vida y por eso lo disfruto muchísimo, por eso apoyo cada proyecto y además creo que en Uruguay este tipo de proyectos de genero tienen que ser apoyados. Entonces ese sentimiento también no solamente es el enamoramiento sino también el darse cuenta que alguien necesita ayuda, o un impulso, porque obviamente cuando yo ingrese en este mundo también era algo que de repente no era lo que más se consumía, entonces por ahí creo que viene todo

 Si podés contarnos, ¿tenés algún proyecto nuevo en mente? ¿Volver al cine pronto?
Con respecto a los proyectos tengo varios en mente, por suerte. Acabo de publicar mi primera novela, novela que escribí con Mauro, El símbolo de la muerte, que ya estamos trabajando en la segunda parte, y además estoy trabajando en la séptima temporada del programa. También estoy trabajando en un proyecto de un largometraje, aunque obviamente que en esta situación no podría decirte si vamos a poder estrenarlo el año que viene, aunque esa es la idea: volver a la pantalla grande, que esta experiencia de El juego de las 100 velas sea una primera aproximación, aunque esto no va quedar ahí, obviamente. Va haber un segundo paso y estoy muy ansioso y muy contento por todo lo que está pasando y por todo lo que se va venir.

Sin dudas es una película con fuerte interés comercial, aunque por ahora vivamos en un tiempo de puras incertidumbres respecto a la situación de las salas mundiales. ¿Tienen algún plan de estreno definido más allá del uruguayo o prefieren esperar un poco para presentarla al mercado internacional?
Estamos viviendo una situación a nivel mundial muy compleja, una situación q altera muchos planes — que ya ha alterado los planes de muchos largometrajes, varios de ellos han sido postergados. En el caso de El juego de las 100 velas hay todo un plan de estrenarla no solo en Uruguay sino en todo el continente americano y además en otros continentes. Ya se está negociando el estreno en salas de Asia, por ejemplo, y va estar también en festivales de varios países del mundo. Ya cuando me llamo Nicolás representando al equipo de Black Mandala para invitarme a este proyecto yo sabía que había buenas posibilidades de que se estrenara en cines uruguayos y eso para mí era un orgullo, pero nunca imaginé que el primer país en estrenar la película en las salas de cine iba ser Uruguay; eso para mí es un motivo de muchísima alegría y felicidad. Con respeto a los planes es difícil decirte a ciencia cierta o darte datos precisos sobre las fechas, pero lo que sí puedo decir es que la película se va estrenar a medida que los países vayan reabriendo sus salas. En nuestro caso hace meses ya que estamos estrenando películas en las salas de cine, ahora le toca a El juego…, y esperemos que pronto se esté estrenando en las salas de otros países.

 


Agradecemos la gentileza de MOVIE FILMS a la hora de permitirnos hacer esta entrevista.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*