Llega al cine “Sicario. Día del soldado”, con Benicio del Toro

Por Martín Imer


Hace algún tiempo que observo y analizo el camino de los blockbusters modernos con más pesar que alegría. Año tras año se estrenan, con cada vez más frecuencia, mega producciones de masivo presupuesto compitiendo en una batalla sin cuartel por el dinero de un público cada vez más dispuesto a gastar en ellas. Si bien estas películas ayudan a parte de la industria y muchas son de gran nivel, es imposible no notar que en este torbellino de realizaciones quedan relegadas a un segundo (o menor) plano todas las otras opciones. Lo que termina siendo un problema que a futuro puede resultar bastante problemático. Es así como sólo de vez en cuando tenemos un tipo de propuesta en salas como la que presenta “Sicario – Día del soldado”, un thriller oscuro y adulto con una visible inversión y una búsqueda por temas actuales que pueden despertar la polémica.

Respecto a los dos protagonistas masculinos de la excelente “Sicario”, la trama vuelve a enfocarse directamente en los conflictos en la frontera de Estados Unidos y México. La violenta e imparable escalada en la guerra narco llega a un nuevo extremo cuando comienzan a ingresar terroristas ilegalmente a través de la frontera, lo que lleva al gobierno del país angloparlante a recurrir a sus armas más brutales: el agente de la CIA Matt Graver y el sicario Alejandro. Los dos hombres idean un peligroso plan para generar una guerra sin cuartel entre los distintos bandos de narcotraficantes, lo cual lleva a ambos a sus límites más oscuros con el fin de cumplir su misión.

Esta producción me produce una algo triste contradicción. Por un lado considero necesaria su existencia como un tipo de cine distinto y amplio, que sirve de oxígeno en medio de tantas aventuras fantásticas que llenan las salas como mencionaba en el primer párrafo. Por este camino el film cumple: existen varios momentos de genuino interés que pueden complacer a un espectador casual, aunque su gran problema termina siendo cuando uno la compara con su predecesora. He aquí el asunto: si bien me parece necesario que se estrenen films de este estilo, este particularmente no terminó de convencerme en lo absoluto debido al hecho de que se echan en falta más elementos de los que uno podría esperarse.

Sin la dirección acertada y sensible de Denis Villeneuve, aquí sólo queda un asunto filmado con pulcritud pero sin mucho involucramiento por parte de Stefano Sollima. No se trata de una mala dirección, ya que el realizador arma aquí secuencias bastante interesantes de acción y todo se ve de forma correcta y sin confusiones, pero el trabajo anterior tenía un cierto nivel de entendimiento con el material que aquí no existe. También se echa en falta la excelente musicalización del fallecido Jóhann Jóhannsson y el toque psicológico y emocional que aportaba el papel de Emily Blunt.

En el lado actoral encontramos una de las principales virtudes de esta secuela, contando con dos fantásticos actores como Benicio del Toro y Josh Brolin (quién está pasando su temporada más exitosa luego del último film de Avengers y “Deadpool 2”). Aquí ambos se sienten como peces en el agua, conociendo un poco más de los personajes y aportándoles ciertas matices que hacen la diferencia. No es que exista aquí espacio para lo emotivo, pero se agradece que no sean simplemente personajes unidimensionales y puedan tener dudas respecto de sus motivaciones. El guion me parece en sintonía con el original aunque por momentos me dio la impresión de ser algo más entreverado de lo que debería. Hacia el final de todas formas se nota una unión de las subtramas bastante interesante, que hace al producto más lineal y accesible.

Si bien no llega entonces al nivel de tensión y complejidad de “Sicario”, esta secuela puede resultar funcional y por momentos bastante lograda. En un panorama cada vez más enfocado al gran espectáculo, es de agradecer que sigan existiendo producciones más adultas y se aliente a la diversidad en la cartelera. El único deber, si existe una “Sicario 3” es que vuelva al nivel de la primera.

“SICARIO – DIA DEL SOLDADO” (Sicario – Day of the soldier/2018/EE.UU – Italia) Dirección: Stefano Sollima. Guion: Taylor Sheridan. Música: Hildur Guðnadóttir. Fotografía: Dariusz Wolski. Con Benicio del Toro, Josh Brolin, Isabela Moner, Jeffrey Donovan, Catherine Keener. CALIFICACIÓN: 6/10


 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*