“Poco ortodoxa”: de la sumisión hacia el camino de la libertad personal

La miniserie lanzada en Netflix en marzo de este año cuenta la historia de Esther (“Esty”) Shapiro caracterizada por Shira Haas, una joven judía quien enfrenta la disyuntiva de ser fiel y servir a su comunidad o emprender el camino en búsqueda de su libertad e identidad personal.


Por Valentina Canoniero

“Unorthodox” o “Poco ortodoxa” está originalmente basada en el libro “Unorthodox: The Scandalous Rejection of My Hasidic Roots”, de Deborah Feldman. La historia gira entorno a Esty, una muchacha a quien su familia decide preparar cuando cumple la mayoría de edad a ser digna de Yanky Shapiro (Amit Rahav). Se trata de un relato autobiográfico de la autora dónde expresa sus adversidades en el entorno jasídico y cómo logró escapar de él. La diferencia con la miniserie está en ciertos detalles omitidos. La primera, por ejemplo, es que en la versión escrita Feldman relata aspectos mucho más fuertes y controversiales de su vida.

El drama lleva a la protagonista – confinada emocional, mental y espiritualmente – a tener una sensación de extrañeza e inadecuación con su entorno desde sus primeros años. Y siente que no encaja en ese mundo tan rígido y poco flexible.

Aún así, Esty sigue el mandato familiar y contrae nupcias con Yanky, y ambos emprenden la travesía de conocerse sobre la marcha, descubriendo también su sexualidad, la cual es bastante frustrante, especialmente para Esty.

Con la presión social y familiar de ambas partes, la protagonista siente de forma latente que esa vida no es la que le corresponde, que hay algo más allí afuera, y se debate entre salir de su “zona de confort” o emprender un camino incierto pero más libre. Gracias a  su espíritu interno rebelde escapa de su comunidad hacia Alemania, con la ciudadanía de ese país proporcionada por su madre Leah (Alex Reid) y con la ayuda de su profesora de piano (con quien toma clases a escondidas).

Esty y Leah no tienen muy buena relación debido a una serie de malentendidos generados por su abuela y el resto de la familia, lo que provoca un alejamiento entre ambas, pero el destino las lleva a unirse luego nuevamente. Leah también tiene como Esty la característica de un espíritu libre y poco ortodoxo, y también perteneció a la comunidad judía pero decidió vivir su vida y sexualidad libremente. Es por esto que escapó de la represión optando por vivir con su pareja de su mismo género en Berlín.

Temerosa pero firme en su decisión, Esty comienza el autoconocimiento personal emprendiendo el desafío de interactuar con otras personas fuera de su comunidad y  redefiniendo el sentido del  amor así como el disfrute a pleno de su sexualidad.

Por otra parte, descubre que tiene el don de la música, mostrando su veta artística mientras audiciona para una prueba de la Universidad de Música de Berlín. De esta forma deja boquiabiertos al jurado, su madre, a sus amigos y hasta al propio Yanky, quien nunca se había percatado de las cualidades de su esposa. Es en esta escena donde Yanky redescubre a Esty, percatándose de su verdadero amor hacia la muchacha más allá de lo impuesto por la comunidad jasídica.

“Poco ortodoxa” nos muestra un camino lleno de espinas para lograr la felicidad y alcanzar la propia identidad. Muchos serán los sin sabores pero también muchas serán las batallas ganadas a nivel personal por la protagonista. La historia nos enseña que muchas veces la convicción de salir de lo conocido y seguro a un camino más genuino pero arriesgado para desembarcar en el puerto de la felicidad.

Solo requiere una pizca de valor y fe en nuestra voz interior.


 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*