Se estrenó “Avengers. Infinity war”

Por Martín Imer


Nadie puede negar que la era de superhéroes en la que vivimos actualmente ha representado un antes y un después para el cine blockbuster y cómo lo consumimos. Lo que antes se nos presentaba como una sucesión de películas individuales importantes para una fecha determinada (el verano de EE.UU, el invierno de aquí) junto con alguna saga ya establecida ahora se volvió una especie de mega historia distribuida en partes — con aspecto bastante parecido a la serie televisiva — que no escatima en ningún gasto para satisfacer a su fiel público. La gran precursora de este nuevo estilo es Marvel Studios, que desembarcó hace 10 años con una propuesta a gran escala que ve sus frutos en enormes recaudaciones, y “Avengers – Infinity war” ya dejó claro al menos en su preventa que no decepcionará en este aspecto.

Esta mínima introducción sirve tanto para explicar la enorme expectativa como incluso su trama: Thanos, personaje anteriormente presentado en la franquicia aunque reducido a pequeñas participaciones finalmente llega a la Tierra con la intención de diezmar a la humanidad, lo que lleva a que todos los héroes (entre los que se encuentran los conocidos Iron Man, Thor, Capitán América, Spider-man y etc.) se preparen para combatirlo. Sin embargo, el villano aún no puede cumplir su objetivo ya que le faltan las piedras del infinito, elementos que juntos pueden crear, en las manos equivocadas, un enorme daño al instante. La película entonces muestra el intento desesperado de los héroes para defender la tierra e impedir que Thanos se haga con todas las piedras.

Anteriormente mencioné el hecho de que el aspecto de esta saga es similar al de una serie, y “Avengers – Infinity war” no disimula en lo absoluto el hecho de que forma parte de una historia global al empezar directamente con la acción y con mínima introducción de los personajes principales. Aquí se espera que el público conozca a la perfección el contexto y lo que está en juego, y apenas se hace hincapié en las motivaciones e historia de fondo de Thanos, lo cual resulta un punto muy atractivo de la trama ya que logran darle en todo momento un aura de poder y peligro. El personaje sirve también para levantar los momentos más endebles de la propuesta y unir todos los puntos del disperso guión, lo que resulta todo un triunfo teniendo en cuenta que los villanos siempre han sido el punto más bajo de las películas de Marvel.

Con la típica fórmula de la productora, el producto cumple con las expectativas: es divertida, por momentos bastante épica y todos los actores tienen su minuto de brillo en la función. Resulta igual por momentos bastante agotada (sobre todo en su tercer acto donde va constantemente de un planeta a otro) pero para los fans es un hit asegurado. La dirección se balancea en una línea bastante errática, ya que se divide entre elementos que funcionan muy bien y otros que no funcionan del todo, como su final o algunas set pieces de acción algo confusas visualmente. De todas formas estamos ante una película muy entretenida que no intenta engañar a nadie y dejará satisfecho a quien sepa a lo que va. No se puede pedir más.

“Avengers: Infinity war” (Ídem, EE.UU, 2018) Dirección: Anthony y Joe Russo. Guón: Christopher Markus y Stephen McFeely. Musica: Alan Silvestri. Fotografía: Trent Opaloch. Protagonizada por Robert Downey Jr., Chris Evans, Scarlett Johansson, Josh Brolin, Benedict Cumberbatch, Paul Bettany. CALIFICACIÓN: 7/10


 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*