Se presentó “teatro síntesis” en el INAE

Este viernes se presentó en el Instituto Nacional de Artes Escénicas (INAE) una muestra de “teatro síntesis”. Basado en cuentos orales y con la identidad como eje, se mostraron cinco obras de 10 minutos cada una y con cinco elencos distintos. Fue el cierre de un taller dictado por el escritor Joaquín DHoldan.


 

“EL TEATRO Y SUS DESAFÍOS SOCIALES. EL RESCATE DE LOS CUENTOS ORALES A ESCENA Y SU PLANTEO EN ESPACIOS ALTERNATIVOS”. Fue un taller dictado por Joaquín DHoldan, que se planteó como objetivo, el pasado lunes 8 de abril, presentar  su cierre con los resultados del mismo.  Luego de compartir experiencias, búsquedas y de un profundo análisis colectivo se inició un proceso que plantea el conocido “Teatro mínimo”,  “Mircoteatro” o “Teatro Breve”, como un género en sí mismo, y no como un recurso menor asociado a la falta de recursos. El “Teatro Síntesis” busca la esencia, el núcleo de esta disciplina, va mucho más allá de su duración temporal. El tema común de la tradición oral es la identidad. En este caso rescatamos las historias de  Dionisio Díaz, la leyenda de Cándido Silva, el viejo de la bolsa, el tango “Naranjo en flor” y el bar “El hacha” y la historia de Jobito del pueblo Batlle y Ordóñez, así como se hacen menciones a cuentos sobre el  lobizón, etc.

El desafío de montar piezas teatrales en una semana, con personas que no se conocían previamente y que exploran temáticas diversas con un hilo conductor, fue presentado con éxito ante el público que experimentó la propuesta cercana e intensa del también conocido como “microteatro”. Buscando la exploración de un género, como puede ser el cuento, la novela, los cortometrajes, etc. Los talleristas experimentaron la cercanía del público que transita en varios espacios, y que en diez minutos siente una historia desarrollada con personajes definidos y con temas análisis diversos. El público puede reflexionar sobre la historia oficial de Dionisio Díaz y las otras versiones que circulan sobre el niño- héroe, los niños soldados y el concepto de patria, la aporofobia y las delgadas líneas del sistema, la verdad atrás de una letra de tango y la versión silenciada de la víctima, o la meritocracia y la importancia de la narración oral. En lapsos de tiempo que podrían ser considerados breves o no, porque el tiempo es relativo, y con una semana de trabajo relfexivo y profundo, con un cronograma específico y contenidos diversos. Muchos de estos conceptos son posibles si se da trabajo en grupo, cooperación, colaboración, humildad, generosidad y otra serie de valores o pilares que este taller manejó como claves para el exitoso desenlace. Se sentaron las bases para seguir explorando este   género teatral que además es educativo para aquellos que quieren acercarse al teatro como experiencia por primera vez. Diez minutos que seducirán a otros diez. Un castillo enorme construido con bloques sólidos. Teatro breve, intenso, mínimo, de núcleo, de síntesis, de célula y una batería de nombres que se manejaron para una forma de hacer teatro que la filosofía estudia como formas de adaptación a los tiempos que corren y como resguardo del teatro más puro y sin artificios.

Las obras

“Dionisio Over” 

(Pablo Pedrazzi, Ignacio Duré, Cristian Almada)

“Pólvora”

(Keny Echeverría, Juan Luis Cantano, Ilya Miljevic, Alejandro Martín Panzerini)

“La vieja de la bolsa”

(Ana Soria, Moira Demirdjian, Alejandra González)

“El agua blanda”

(Fabricio Galbarini, Leandro Ureta, Josefina Piñeirúa, Mariella Chiossoni, Ana Semino)

“No te olvides del pago”            

(Miriam Kotsachis, Merche Gómez, Niré Collazo, Félix Correa, Daniela Di Prisco)

 


 

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*