Venecia: Cine y glamour

Por Martín Imer


Este miércoles 29 de agosto empezará una nueva edición del Festival de Venecia, uno de los eventos más seguidos y esperados por los amantes del cine. Año a año la localidad de Lido se llena de lujo, celebridades y enorme cantidad de público y periodistas especializados para rendir nuevamente culto al séptimo arte. El festival tiene una larga historia, comenzando en 1932 (es el más antiguo de todos) y convirtiéndose en uno de los más importantes, siendo incluso considerado uno de los tres mayores festivales de cine de la actualidad junto con los de Berlín y Cannes. Motivos no faltan: entre las participantes y ganadoras de premios que desfilaron por las pantallas de Venecia se encuentran Hamlet de Olivier, Rashomon de Kurosawa, Belle de jour de Buñuel, Tres colores: Blue de Kieslowski, Secreto en la montaña de Ang Lee o la última ganadora del Oscar La forma del agua de Guillermo del Toro. Varios de los directores más aclamados del mundo del cine también presentaron films en el evento como Jean Luc Godard, Nanni Moretti, Andrei Tarkovsky, Agnès Varda y John Cassavetes entre otros.

LOS MÁS DESTACADOS

En esta edición el festival puede presumir de tener grandes nombres en la lista de directores; la impresionante selección de películas presenta los últimos trabajos de realizadores como Olivier Assayas, quien exhibe Doubles vies en donde vuelve a trabajar con Juliette Binoche como protagonista. Mike Leigh, quien triunfó en este evento hace varios años con Vera Drake ahora estrena Peterloo, un drama histórico que relata la masacre efectuada por las autoridades británicas hacia los manifestantes de una protesta en Manchester en 1819. La lista continúa con Luca Guadagnino, director del reciente éxito Llámame por tu nombre quien llega con Suspiria, remake de la película del mismo nombre dirigida por el recordado Darío Argento. La cinta ha generado una gran expectativa y también muestra la diversidad de géneros de este año al ser un film de terror altamente perturbador según quienes ya la vieron.

Hablando de diversidad el festival ha sido muy criticado en esta edición por la falta de realizadoras mujeres a cargo de las películas en la muestra: mientras fuera de competencia se estrenará lo nuevo de Valeria Bruni Tedeschi detrás y frente a la cámara, la única directora que se presenta este año en la competencia oficial es Jennifer Kent, quienes tal vez algunos recuerden por su debut cinematográfico The babadook. Kent ahora estrena The nightingale, una historia de venganza ambientada en el siglo XIX. También hay espacio para directores internacionales que obtuvieron el Oscar por sus películas: Lászlo Nemes (El hijo de Saúl) con Sunset o Florian Henckel von Donnersmarck (La vida de los otros) con Werk ohne Autor.

NO SOLO LOS DIRECTORES SON FAMOSOS

La alfombra roja también va a brillar este año, ya que no sólo los realizadores conocidos van a desfilar por ella: en el festival se verán las últimas producciones protagonizadas por Natalie Portman, Jude Law (ambos con Vox luz de Brady Corbet), Emma Stone (con The favourite, última película del polémico director griego Yorgos Lanthimos), Lady Gaga y Bradley Cooper (que estrenarán A star is born, dirigida por Cooper) entre otros. Si bien no es – o no debería ser – el objetivo principal el hecho de que caras conocidas hagan presencia en el lugar, tampoco debe restársele importancia: en definitiva, la presencia de gente famosa atrae al público general y da mucha publicidad al evento.

Incluso en algunos casos la falta de éstos puede dar paso a muchas críticas, como sucedió con el último festival de Cannes al que le llovieron reproches de una gran cantidad de medios (especialmente estadounidenses) que se quejaban de la poca presencia de figuras mediáticas y llamativas en las presentaciones del concurso, llegando al punto de que algunas páginas web declaraban que se trataba de “la muerte de Cannes”. Seguramente los que en el anterior evento se encontraban tan preocupados y apocalípticos ahora tengan motivos para estar contentos…

NETLIX Y VENECIA: LA GRAN SEDUCCIÓN

Otro aspecto muy criticado del festival francés realizado en mayo de este año fue la negativa que tuvo la organización a la hora de aceptar los films del gigante del streaming Netflix. La relación ya era bastante tirante: si bien el año anterior se abrió las puertas a las realizaciones de la productora, varios miembros del público y el jurado criticaron la decisión e incluso el logo de Netflix al inicio de las películas era abucheado por parte de los presentes en las proyecciones. Cannes puso entonces una polémica regla: para que el film sea aceptado debe tener asegurado su estreno en salas francesas y luego una espera de 36 meses para ser estrenado en internet — algo que claramente perjudica las intenciones de la empresa. Sin embargo Venecia parece no compartir en lo absoluto la decisión tomada en el país vecino y tres producciones de Netflix aparecen en la lista de films.

La decisión es comprensible desde un punto de vista cinéfilo ya que las tres películas son de lo más llamativas: The ballad of Buster Scruggs, de Joel y Ethan Coen por un lado y Roma de Alfonso Cuarón por el otro marcan los esperados regresos al cine de sus respectivos realizadores; mientras que los hermanos no realizaban ningún film desde ¡Salve César! en 2016, el mexicano se ausentó del panorama en 2013 cuando triunfó tanto comercial como artísticamente con Gravedad. Los Coen además sorprendieron a todos con este anuncio ya que hasta el momento el proyecto estaba presentado como una serie — de todas formas no perderá del todo ese carácter ya que se tratará de una antología de género western. Finalmente la carta más importante de la empresa es The other side of the wind, película escrita y dirigida por el legendario Orson Welles. La película, que se trataba de una obra inconclusa filmada entre 1972 y 1976 fue finalizada por un grupo de profesionales siguiendo cuidadosamente el guion y las anotaciones del director y ahora se verá por primera vez para el público, generando por obvios motivos una enorme curiosidad.

Sin embargo, desde un punto de vista personal le encuentro alguna objeción al hecho de que el festival abra de esa forma las puertas a Netflix. Si bien no reniego de que el streaming es una nueva y muy aceptada forma de ver cine (y lo será cada vez más) tal vez desde la organización se podría haber mostrado una cierta solidaridad con la decisión de Cannes y una señal de apoyo, aunque sea sólo por este lado — ya se sabe, eso de “unidos triunfaremos” que tal vez es simplemente un grito al viento y un regaño antiguo pero que al menos para un importante sector cinéfilo es un reclamo válido: si bien la empresa estrena en cines estadounidenses varias de sus producciones no es así en el resto del mundo, donde nos tenemos que conformar con verlas online a pesar de su potencial en la pantalla grande (incluso algunos realizadores como Alex Garland se mostraron frustrados ante esto). La decisión es válida y no se puede negar el valor artístico de las películas y la pérdida que significaría no estrenarlas, pero también debería haberse considerado el peso del mensaje de la decisión del festival francés y lo que hubiese representado que aquí se continuara.

PRESENCIA LATINA

Venecia apuesta este año también por mucha representación latinoamericana, tanto en la competencia oficial como fuera de ella. A la ya mencionada participación de Cuarón se le suman realizaciones como Nuestro tiempo de Carlos Reygadas, La quietud de Pablo Trapero, Acusada de Gonzalo Tobal con protagónico de la famosa Lali Espósito y Mi obra maestra de Gastón Duprat protagonizada por Guillermo Francella y Luis Brandoni, la cual ya se estrenó en la cartelera uruguaya.

El ex presidente José Mujica también se verá en las pantallas de Lido, incluso por partida doble: por un lado se presenta fuera de competencia El pepe, una vida suprema, documental del conocido Emir Kusturica que mostrará los últimos días de la presidencia de Mujica así como imágenes de su día a día y conversaciones con Kusturica grabadas especialmente para la película. Por el otro se verá en la sección horizontes La noche de 12 años, realizada por el talentoso Álvaro Brechner basándose en el libro Memorias del calabozo donde se relatan las tragedias vividas por Mujica, Eleuterio Fernandez Huidobro y Mauricio Rosencof durante su encarcelamiento y tortura en la dictadura uruguaya. Si bien el documental no tiene aún fecha de estreno en Uruguay, la ficción del director de Mal día para pescar podrá verse en nuestras salas a partir del próximo 20 de septiembre.

TODO PRONTO

La alfombra está puesta, el champagne está listo para abrirse… Con todo lo expuesto se espera entonces que el Festival de Venecia vuelva a brillar con producciones de gran nivel y estrellas internaciones que motiven al gran público. El primer hombre en la luna de Damien Chazelle (quien ya presentó aquí con mucho éxito Whiplash y La la land) tiene el honor de inaugurar este nuevo año lleno de realizaciones importantes donde se espera que, más allá de la película que se lleve el codiciado León de Oro, gane sobre todo el buen cine.

 


 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*