Violencia y patriarcado. Entrevista a Laura Silvera, una de las directoras del cortometraje “Agua quieta”

A fines de marzo, en el marco del 36 Festival Cinematografico Internacional del Uruguay, se exhibió en la Sala Cinemateca de Pocitos  el cortometraje uruguayo Agua quieta.   Granizo conversó con Laura Silvera Núñez, una de directoras y guionistas.


Por Amparo De Joan

¿De qué se trata el corto?

Mariano y Nicolás  son dos hermanos que van de  acampada al monte. Nicolás encuentra el cadáver de una chica y ambos discuten qué hacer con ella.

 ¿Qué sintió cuando fue seleccionado para el 36 festival cinematográfico internacional del Uruguay?

Nos genera una gran satisfacción y orgullo. Trabajamos mucho para realizar el cortometraje y nos llena de alegría que pueda sobre todo ser exhibido en una de las pantallas más prestigiosas que tienen nuestro país como es el Festival de Cinemateca. Más allá de ganar o no, estar en la competencia y formar parte de la grilla es para nosotros el premio.

¿Cómo surgió la idea de este proyecto?

Surgió del proyecto de egreso de la Tecnicatura en Audiovisuales del Polo Tecnológico del Latu. En el primer semestre de 2017 escribimos varios guiones como base y luego se decidió por el grupo nuestro guión.

 ¿A que aspiran después de esto?

Nosotros ya estuvimos el año pasado seleccionados por el Festival Detur con un videoclip y ahora en Festival de Cinemateca. Estamos muy contentos con los resultados de nuestro trabajo y el deseo de varios de nosotros es seguir con algunos otros proyectos. Esperemos tener novedades pronto.

Tenemos entendido que fue un trabajo de dos. ¿Como fue trabajar con Milagros y ponerse de acuerdo?

En realidad fue más fácil de lo que se puede pensar. Desde el momento en que decidimos escribir juntas se nos pasó por la cabeza compartir el proyecto. Y luego por formas de trabajo y mediante una charla decidimos compartir la experiencia de dirigir. Decisión que sin lugar a dudas fue la mejor opción. A lo largo el tiempo que hemos trabajado juntas pudimos articularnos muy bien a la hora de crear y pensar qué queríamos para el proyecto. Sin lugar a dudas lo que hizo posible que fluyera fue la confianza que pudimos generar, el respeto entre nosotras y tener claro el objetivo del cortometraje, lo que ambas queríamos trasmitir. Es bueno resaltar que el conjunto de todos las integrantes del equipo hicieron aportes creativos que hicieron posible este proyecto que vemos hoy.

¿Cómo lo financiaron?

La financiación fue a través de fiestas y eventos que realizamos con los demás grupos que egresamos. También recibimos algunas donaciones, dinero de nuestros bolsillos y todos los equipos que nos presta la institución educativa.

 ¿Por qué hay que ver el documental?

Lo que me parece interesante es la temática que trata el corto. Nosotras nos basamos fundamentalmente en la violencia que las mujeres sufren día a día por el patriarcado, y nos pareció interesante reflejar algunas realidades a través de ésta historia de ficción y estos hermanos que se cuestionan cómo actuar ante tal situación. Nos pareció interesante depositar en ésta historia algunas ideas que nos rondaban en la cabeza y traspasarlas a este lenguaje. Después cada espectador decidirá con qué quedarse de la historia o si le gusta o no. La idea por este año es presentarnos a más festivales y ver qué sucede.

¿Cómo siguen tus proyectos?

 Es una pregunta difícil, pero lo que deseo seguro es seguir contando historias y poder desarrollarme a nivel creativo y personal en el mundo audiovisual.


 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*