Vuelve el MONFIC, la otra fiesta del cinéfilo montevideano


Por Martín Imer

Si tenemos que referirnos a festivales de cine uruguayos, hay dos en Montevideo que marcan a fuego la agenda del espectador: por un lado el Festival Internacional de Cinemateca y por el otro el MONFIC, o Festival Internacional de Cine de Montevideo. En esta oportunidad el evento es desde este 11 hasta el 21 de octubre en Movie Montevideo, reforzando el compromiso por presentar al público general propuestas de próximo estreno o más escondidas y con menos posibilidad de que se estrenen.

En esta decimoséptima edición del festival se exhibirán 37 películas divididas en seis ciclos: argentino, nacional, europeo, internacional, iberoamericano y documental. Los títulos más interesantes y varios recomendados, en esta nota.

Con olor a Oscar

Por estas fechas comienzan a asomarse diversos estrenos con claras miras a los Premios de la Academia, o comúnmente llamados los Oscars. Se trata de realizaciones que ya tienen recorrido en festivales internacionales con muy buena crítica y generalmente con un conocido equipo artístico que eleva sus chances a la hora de la temporada de premios. En este apartado tenemos Nace una estrella, nueva versión de la clásica historia ahora con las actuaciones de Lady Gaga y Bradley Cooper (quien también dirige). Los que la vieron comentan que se trata de una película brillante, entretenida, conmovedora y llena de energía, lo que la hace una de las más esperadas del festival. Le sigue Infiltrado en el KKKlan, la nueva película del siempre controvertido director Spike Lee, basada en la historia real de un policía negro que se infiltra telefónicamente en el temido Ku Klux Klan, mientras un compañero blanco judío se hace pasar por él en las reuniones. De este poderoso film hablaré un poco más abajo, pero también recibió excelentes críticas e incluso ganó el Gran Premio del Jurado en el más reciente Festival de Cannes.

Sin embargo, no debemos quedarnos solamente con las que pretenden competir a mejor película, ya que en la selección del festival nos encontramos con una producción española que de hecho ya fue seleccionada por su país para competir en la categoría de Mejor película extranjera. Se trata de Somos campeones, la nueva película del director Javier Fesser quien fue ganador del Goya hace unos años con la emotiva Camino. En esta oportunidad el realizador vuelve a la carga con otra historia con tintes emotivos presentando a Marco, un entrenador de basketball con grandes problemas laborales y personales que, luego de comer una infracción, termina obligado a entrenar a un grupo de chicos con discapacidad intelectual. Lo que al comienzo es para el protagonista un auténtico infierno, debido a la incapacidad para comunicarse con el equipo, luego se convertirá en una auténtica lección de valores y amistad. Para el que le interese este tipo de cine emocional, no dude en verla.

Orgullo regional y nacional

El MONFIC también presenta interesantes producciones de países cercanos a los que vale la pena estar atento. En primer lugar Rojo, del brillante director argentino Benjamín Naishtat, que presenta una oscura historia de humillación y venganza ambientada en los años ’70, en plena dictadura argentina. También se presentarán Joel del célebre Carlos Sorín, Leal, una cinta paraguaya de acción y El potro – lo mejor del amor, biopic sobre el cantante Rodrigo Bueno de la directora de Gilda – no me arrepiento de este amor y que ya generó varias polémicas familiares en la otra orilla. De Uruguay también se verán films como El motoarrebatador, una co-producción entre nuestro país y Argentina que ya tuvo bastante éxito en Cannes y Belmonte, la última película del conocido realizador local Federico Veiroj. Y si bien la película es estadounidense no puede dejar de destacarse que veremos lo nuevo del chileno ganador del Oscar Sebastián Lelio, titulado Desobediencia y también explorando la diversidad sexual esta vez dentro de una comunidad judía ortodoxa.

Algunas vistas

Para esta edición tenemos varias interesantes visitas de artistas extranjeros que presentarán sus films en el MONFIC previo a sus estrenos comerciales. En la apertura se exhibió La quietud y vinieron a presentarla tanto su director, Pablo Trapero, como su protagonista Martina Gusman. Por otro lado vendrán Mercedes Morán y la directora Maria Alché para presentar Familia sumergida; esta presentación vale destacar que será abierta al público ya que se realizará en la función del lunes 15 de octubre a las 19.40 horas. Morán además viene de un gran año ya que cuatro películas donde ella participa han recorrido el mundo en diversos festivales y con excelentes críticas, incluyendo esta que trae aquí. El público podrá conocer a la actriz y a su vez disfrutar del film.

Recomendadas

Para la prensa se exhibieron previamente algunos complejos e interesantes films que vale la pena destacar:

INFILTRADO EN EL KKKLAN: Como se comentaba previamente en la nota esta producción ya viene haciendo mucho ruido en festivales internacionales, y sin dudas es totalmente justificable ya que estamos ante la mejor película de Spike Lee en muchos años y un trabajo de gran poder y alcance. En esta historia que examina el racismo en Estados Unidos hay espacio para la ironía, la acción y el drama más hiriente y reflexivo; una auténtica bomba para el espectador más interesado en entender la profunda división que existe en ese país en la actualidad y sus raíces más profundas.

LADY MACBETH: esta enorme película inglesa con producción de la BBC promete dividir al público. La historia se centra en Katherine, una joven en el siglo XIX que es constantemente maltratada y humillada por su esposo y su suegro. Cuando estos deben abandonar la residencia familiar la protagonista empieza un camino de liberación social y sexual, empezando una tórrida aventura amorosa con un empleado. Finalmente los hombres de la casa vuelven, pero la chica no está dispuesta a volver a su antiguo papel bajo ningún costo. Oscura, perversa y provocadora, también cuenta con una excelente actuación protagónica y un ingenioso guion que confunde al público desde el principio, planteando una situación casi con tintes feministas que luego se inclina hacia lo más retorcido.

CUSTODIA COMPARTIDA: otro film que juega con el espectador de manera excepcional, esta vez desde Francia. Una pareja se separa y deben lidiar con la custodia de sus hijos. Los chicos han declarado que quieren vivir con su madre y lo más lejos posible del padre, una situación que el hombre no comprende y lucha judicialmente para revocar. Finalmente, como dice el título, se decide por una custodia compartida, y el público comienza a ver el día a día de estos personajes. No es conveniente revelar mucho más, pero lo que comienza como un drama termina convirtiéndose en un thriller de alta tensión y un climax casi de una película de terror, con el agregado más aterrador de que estamos ante una situación que pasa cada día. Muy potente y prometedor debut del director Xavier Legrand.

STEFAN SWEIG: ADIÓS A EUROPA: un interesante biopic sobre la figura del título: un escritor e intelectual austríaco que por su descendencia judía fue perseguido por la Alemania nazi y debió refugiarse en diversos países de América. La película muestra su tiempo en estos países mientras crece su desilusión hacia la humanidad y la creencia de que el nazismo eventualmente ganará la guerra y se expandirá por todo el globo. Es un film muy correcto aunque tal vez un poco excedido de metraje y en algunos aspectos frío, pero compensa con una muy buena actuación protagónica y bella fotografía.

LA QUIETUD: este film de Pablo Trapero, director de Leonera y Carancho entre otras producciones sin dudas es otro título divisivo, del que volveremos a hablar muy pronto ya que pudimos dialogar unos minutos con su director durante la apertura del festival. Una historia retorcida de relaciones familiares potentes, secretos oscuros del pasado y enredos amorosos a punto de explotar, con un muy buen elenco entregado a sus roles y un preciosismo técnico pocas veces tan cuidado en el cine argentino actual.

Expectativas

Con todo esto el MONFIC promete otra gran edición para el disfrute del espectador local. Con entradas a 200 pesos (y cuponeras a 700) el plato está servido con gran variedad de films y miradas de todas partes del mundo como Italia, Francia, Alemania, Brasil y Colombia entre otros. Hay mucho para ver, analizar y discutir en lo que será nuevamente un punto de encuentro para la cinefilia montevideana.


 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*