“Actuar es jugar a ser otros”. Entrevista a Fiorella Maglieri

En estas vacaciones de julio hay varias propuestas para los niños. Entre ellas, “Robin Hood, el musical”, “Así reinaba El Rey Reinante” y “Pulgarcito, el musical”. Granizo habló con una de sus protagonistas, Fiorella Maglieri, licenciada en Comunicación, cantante y actriz.


Por Amparo De Joan

Siendo Lic . en Ciencias de la Comunicación, ¿cómo fue tu acercamiento al teatro?
Considero que la carrera la hice porque siempre me interesó formarme como Locutora y a nivel profesional era la única opción universitaria vinculada a los medios, por lo menos, lo que yo conocía en su momento. Siento que salí del liceo sin saber mucho para dónde arrancar, como la mayoría de los adolescentes. Pero si reviso en mi mente siempre (incluso en los roles que ocupaba jugando, armaba historias, actuaba y cantaba para públicos imaginarios de niña) tuve un interés muy marcado en las artes escénicas. Comencé a formarme como cantante desde los 14 años y una cosa lleva a la otra, hasta que al día de hoy hago un recuento y terminé conociendo docentes increíbles (Javier Fernández, Martha Leivas, Edelweis Loyate, Paula Scarponi) y contactándome con personas que me vinculan a la Comedia Musical, donde el desafío es dominar las tres disciplinas al mismo tiempo: cantar, actuar y bailar. Salí en Carnaval, canté en varios escenarios de Montevideo y del interior y cuando terminé la Licenciatura me propuse no posponer más por un mandato social de “no se puede vivir del arte”, e hice la formación en Teatro que es lo que realmente me apasiona. Tuve la oportunidad de trabajar con productores como Diego Sorondo, de la mano de Maxi de La Cruz. Allí conozco a Federico Lynch con quien trabajo actualmente. Tuve la posibilidad de formarme con grandes trabajadores incansables del teatro nacional como Ramiro Perdomo, que me dijo un día: “vos te tenés que dedicar a esto, chiquilina”. Y también a Angie Oña y Fernando Vannet. Gente muy dedicada, respetuosa del oficio, apasionada por el teatro. Y tengo un montón de personas que me han impulsado, contagiado las ganas y afianzando sobremanera la convicción de que esta es mi vocación y mi pasión.

¿Con quién te gustaría trabajar arriba del escenario?
Me encantaría trabajar con Andrea Davidovics, Mané Pérez, Fernando Vannet. Porque son personas que me han hecho salir del teatro totalmente modificada. Si me proponés soñar: un Leo Sbaraglia, un James McAvoy, o un Anthony Hopkings no estarían para nada mal (Risas). Pero en este momento tengo la suerte de trabajar y absorber mucho de mis compañeros actuales. Esto tiene mucho de compartir y de “robar” (en el buen sentido) todo el tiempo de lo que hace el otro. Aprendemos en cada ensayo, en cada jornada de trabajo. Sería un placer acompañar a los actores y actrices que mencioné porque los admiro, pero la lista es interminable porque de todos los que me toque cruzarme en este camino puedo aprender y nutrir mi ser actriz. Solo hay que estar muy abierta, atenta y receptiva.

¿Cómo ves el nivel del teatro infantil en Uruguay?
Ha mejorado porque muchas cosas que antes eran más difíciles de resolver técnicamente, ahora son más accesibles y se ha expandido con una generación muy prolífera de chicos y chicas que hace unos años atrás estaban tomando sus primeras herramientas. Y luego tomaron la posta y se pusieron al hombro la creación de sus propios espectáculos. Hay quienes lo hacen responsablemente y quienes solo por fines comerciales y descuidan aspectos que son básicos para dar a luz una obra, cualquiera sea su género. Es como en todos los ámbitos de la vida. En vacaciones de Julio salen de abajo de las piedras las obras infantiles. Es la zafra y es lógico, todos queremos trabajar. Algunas obras estrenan con mucha preparación previa, meses de ensayo, (como Robin Hood por ejemplo que empezamos a trabajar en febrero y estrenamos en Mayo) y otras que uno se entera que tienen semanas de preparación y claramente es un proceso incompleto que se aprecia en la función. Por ser niños, uno no puede subestimarlos, son lo más detallistas y atentos que hay. Los peques están expuestos a un montón de estímulos por el propio uso de la tecnología, que desafía el triple a los actores. Tenemos la hermosa tarea de meterlos en un mundo de fantasía con nuestra voz, nuestra interpretación y competimos con todo el bagaje audiovisual que ya tienen internalizado. El público ve todo siempre, y considero que hay que tener respeto hacia quienes salen de su casa, llevan a sus peques y pagan una entrada. Por suerte hay quienes pensamos igual y sacrificamos mucho tiempo de familia, o de ocio personal por lograr un trabajo digno, atractivo y le ponemos mucho amor a lo que hacemos. Porque en definitiva es un tema de entrega y amor.

¿Te gustaría actuar en otro tipo de obras que no sean musicales?
¡Sí! Me encanta actuar para adultos. Me siento cómoda en comedia, aunque estoy interesadísima en seguir desarrollando mi veta dramática. Me encantaría formar parte de algún proyecto que me exija explorar otros lugares. Actuar es jugar a ser otros y son infinitas las posibilidades cuando te ponés a elaborar un personaje. ¡Es realmente apasionante! En este momento estoy cursando un taller de dramaturgia y clínica de obra, con Gabriel Calderón, y mi búsqueda no va solo por el carril actoral, sino que escribir mis propias dramaturgias o dirigir un espectáculo propio está dentro de mis planes futuros.

Contame un poco de las obras que tienes en cartelera para estas vacaciones de Julio…
Por un lado tenes “Robin Hood, el musical”, el cual se exhibirá en la sala China Zorilla del Teatro Alianza a las 18 horas y dirigida por Federico Lynch. Es una historia épica ambientada en la Edad Media, con vestuario y banda sonora adaptada a esa época histórica. La música y las letras son inéditas, compuestas por artistas nacionales. Es la historia clásica pero con el destaque de la heroína Lady Marianne, por una necesidad social de contarles historias a los niños donde los roles de las mujeres estén presentes y ya no relegados. También pueden ir a ver “Así reinaba el Rey Reinante”, en la Sala Taco Larreta del Carrasco Lawn Tenis a las 15:30 horas, de Groove Producciones Sebastián Bandera. Es el cuento de la escritora uruguaya Virginia Brown, destacada en la literatura infantil de nuestro país. Sebastián adaptó el libro a una dramaturgia. Es la historia de un Rey muy avaro que tiene una pesadilla. Se despierta pensando en que es el hombre más pobre del mundo. Por eso, le pide al hada del reino que lo haga el hombre más rico. Ella, muy distraída le concede mal el deseo y se desencadena una historia muy dinámica y llena de color que va a atrapar a los chiquilines. Los valores que transmite son el valor de los amigos, los afectos por encima de lo material y la importancia de luchar por los sueños. Y por último y no menos importante “Pulgarcito, el musical”. Única función Casino Nogaró, Punta del Este . El 19 de Julio a las 15 horas, con dirección de Federico Lynch. Es un musical para toda la familia donde se divertirán grandes y chicos. Pulgarcito y sus hermanos vivirán un aventura inolvidable. Luego de perderse en el bosque conocerán una familia de Ogros que pretenden secuestrarlos mientras su madre los espera muy preocupada en casa. ¿Podrán escapar? ¿Con ayuda de quién?


 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*