“El humor invita a reventar el sentido unívoco”. Con Martín Rechimuzzi, que llega a Montevideo por el Alter Vox

El argentino Martín Rechimuzzi es politólogo, actor y director. Apostando al humor político, sus personajes se han vuelto muy populares. Este fin de semana llega a Montevideo en el marco del evento Alter Vox y comentó a Granizo cómo lo encuentra su presente profesional.


Entrevista de Mauricio Rodríguez

ALTER VOX es una jornada que propone un espacio para creadores y comunicadores interesados en desarrollar nuevas ​lógicas de producción. La programación estará conformada por charlas en diferentes formatos realizadas por expositores que se desarrollan en diversas áreas de la comunicación y el ámbito creativo, tanto a nivel local como internacional. Exponen: Dani Umpi, Gonzalo Gammarota, Federico Roca, Carlos Requena, Fabiana Goyeneche, Beatriz Argimón y el argentino Martín Rechimuzzi. Transmite en vivo Ex Pura Coincidencia junto al actor drag Agustín LLanes.

¿Qué apareció primero en tu vida: la actuación o la política?

Aparecieron en simultáneo. Se fueron acomodando. Siempre tuve en claro que quería actuar, pero también siempre me convocaba la vida política. El Ejercicio en el tiempo sosteniendo esos dos mundos, en apariencia separados, hicieron que pueda fluir en armonía.

¿El humor puede o debe tener límites?

El humor es un posicionamiento, una mirada. El límite lo tiene el contenido, por las consecuencias que eso puede tener. Siempre prefiero la risa sobre quienes están en posición favorecida.

¿Por qué y cómo logras vincular el humor con la política?

Creo que el humor invita a reventar el sentido unívoco, monolítico, y genera una necesidad de que sea completado por un otro. En mi caso, arranco por el contenido con el que quiero trabajar, y luego juego sobre eso, me divierto.

En una entrevista dijiste que todo humor es político, ¿qué quiere decir exactamente eso?

Cuando hacemos humor, necesitamos que haya un nivel de entendimiento compartido, para luego generar rupturas o quiebres. Ese código compartido, no es más que el dispositivo de poder hablando en nosotros. Se inscribe en el lenguaje, en las relaciones, que son territorios donde el discurso de poder se inscribe.

Hacer humor con temas políticos, ¿es más fácil o más difícil que si eligieras otros asuntos para hacer humor?

En mi caso es más fácil. Me cuesta hacer chistes que escapen al contenido que elijo transmitir. Entiendo que a muchos comediantes les cueste, porque les parece más oneroso, pero no debemos tampoco suponer una carga muy densa sobre el chiste.

¿En qué lugar del espectro del humor argentino actual te ubicás?

Gordos arrepentidos.

Respecto al taller que darás en Montevideo, ¿cómo será la propuesta? ¿Qué objetivos te planteas en este tipo de encuentros?

Es un seminario intensivo, por lo cual se trabaja velozmente sobre cosas que necesitan profundidad. En mi caso no puedo sostener procesos muy extensos de acompañamiento en la formación, por lo cual trato de problematizar más que resolver. busco despertar un hambre que desemboque en un lenguaje propio. No busco transmitir conocimiento sustancia, sino que utilizo ejercicios teatrales para explorar el conocimiento inscripto en el cuerpo, por fuera de la racionalidad teleológica. Todo, siempre desde la risa y el juego.

Por más detalles:

https://www.instagram.com/alter_vox_uy

https://twitter.com/alter_vox_uy

Entradas a la venta en: 

https://www.passline.com/eventos/alter-vox


 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*