El regreso de Earn. Análisis del primer episodio de la segunda temporada de “Atlanta”

Vuelve la serie “Atlanta” con su segunda temporada y se estrena con su protagonista, Earn, con un reencuentro familiar, la aparición de un caimán y la búsqueda de una nueva casa.


Por Branden Luis Figarola

Atlanta no se trata de afroamericanos que viven en esa ciudad estadounidense. No es una manifestación de la cultura negra (aunque la mayoría de los personajes son negros). Puede ser un drama y, a veces, una comedia, pero en verdad es simplemente la vida misma. Situaciones que vivimos día a día en nuestros hogares: amor, dinero y poder.

Si no viste la primera temporada, las cosas que deberías saber son las siguientes: Earnest “Earn” Marks (Donald Glover), un ex estudiante de Princeton, es manager de su primo, Alfred “Paper Boi” Miles (Brain Tyree Henry), un rapero muy prometedor. Los primos son amigos de Darius (Lakeith Stanfield), un sujeto raro que habla en paradojas, y Earn comparte una hija llamada Lottie con su pareja, Van (Zazie Beetz). Eso es el contexto y todo lo que necesitas para entender los siguientes párrafos.

La filmografía de Glover y Hiro Murai deja en claro lo que quieren expresar en “Alligator Man” (Hombre caimán). El primer episodio de la segunda temporada comienza con dos jóvenes, uno juega a la FIFA y el otro lo mira. Ambos hablan como ser “alguien algún día”, luego deciden robar un “drive through” de un restaurante para conseguir drogas. Media tonta la decisión. Al final termina en un tiroteo entre ellos y el encargado, el cual dispara al auto de los delincuentes y se encuentra con una sorpresa. La violencia dentro del local de comida rápida es innecesaria, balas salen de los cañones mientras civiles comen su comida. La escena nos muestra lo que sucede en la actualidad de Atlanta: muerte y delito sin razón. No sabes que sucede con esos dos jóvenes delincuentes y la mujer cubierta de sangre, pero si sabemos que Atlanta los hizo así. Es temporada de robo.

Alligator Man” maneja varias narrativas. En primer lugar, Earnest sigue sin casa y lo echan de su depósito/residencia. La casa de Alfred parece una posibilidad, pero Earn debe mantener feliz a su primo ya que tiene y genera el dinero. Con eso, Earn acepta una tarea: tiene que terminar una disputa entre su Tío Willy (un Katt Williams en su gran esplendor) y una chica llamada Yvonne. El tío encerró su pareja en un cuarto bajo llave y candado por la desaparición de cincuenta dólares del bolsillo. En las casa del padre de Paper Boi, uno de los cuartos tiene un caimán que está de mascota y está ahí desde el tiempo que Earn vivió allí. El protagonista con Darius intentan convencer a Willy que arregle el tema antes de que llegue la policía. El ambiente se puso cada vez más intenso y cada vez más parecido a la prisión para los personajes.

En segundo lugar, vemos Atlanta y otras ciudades en los ojos de los personajes. “Es temporada de robo” dijo Darius al ver un cuerpo muerto y policías a su alrededor. Es algo natural ver una situación así de cruel para la mano derecha de Paper Boi, aunque no tanto ahora ya que en este episodio se encuentran peleados por alguna razón que desconocemos. Temporada de robo es como la época de los robos de los cajeros automáticos en el Uruguay. Darius luego menciona “Florida Man”, un ser místico que trabaja para “prevenir la raza negra en votar en Florida”. Menciona sus casos como comer la cara a alguien o dar una paliza a un flamenco, que son las mismas situaciones que pasaron en la vida real en el Estado del sur de EEUU. Al final del episodio, no hace faltar saber de donde es cada personaje.

Por último, el dinero es elemental en el episodio. Vemos como los billetes que tienen presidentes muertos ocupan todo el aspecto de la vida de los protagonistas. El conflicto central se desata por un robo de cincuenta dólares. No hace falta ver en ninguna escena que Alfred está bien económicamente o le va bien en la música, sí él mantiene la casa al padre, Willy.

Al final del episodio Willy libera el caimán para atacar la policía y escapa a pie. Earn queda con un revolver dorado que le regala el tío en las manos. Cuando le menciona las buenas noticias a su primo Alfred nota que es amigo de Darius nuevamente ya que fuman un blunt juntos. Nunca sabremos que acontecimiento iniciar la pelea entre estos dos grandes amigos.

Cuando Earn está a punto de preguntar a Alfred por un lugar para dormir aparece un personaje nuevo comiendo cereales. Su nombre es “Tracy” y va a comenzar a vivir con Paper Boi porque recién sale de la cárcel. Después de un bullying a Earn por tener una pistola a lo James Bond, al fin Al le pregunta a su primo si le molesta algo. Earnest ríe y se va solo, nuevamente, para la calle.

La serie nos deja pensar y ver con privilegio una mirada semi-subjetiva. Parecemos estar en sus conversaciones, pero no participamos, solamente observamos y nos identificamos con el diálogo de inmediato. La dirección y el guión de Glover es tan precisa a la realidad, hasta los personajes piensan para dejar a nosotros penar. Por ejemplo: cuando Earn y Darius opinan sobre la temporada de robo, Darius explica que esto sucede “alrededor de la navidad porque la gente tiene que comer”. Esto sigue con un comentario de Earnest que pregunta el sabor de un “Hot Cheeto”. “Caliente” contesta Darius.

En conclusión, Earn sigue homeless y busca ser relevante para Paper Boi, quien es una verdadera estrella de rap ahora aunque solo escuchamos solo un tema de él. Earn está a la deriva, en busca de un camino nuevo y mejor para fortalecerse.


 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*