Época de balances, consumismo y raíces


Por Valentina Canoniero
Son momentos en los que finaliza un año más, para algunos difícil, para otros neutro, para otra parte un tanto más ameno. Hay una realidad: las fiestas y otro año que culmina llevan a muchos balances ; balances internos, balances en lo social y también en lo particular.
Muchos toman la Navidad y Fin de Año para volver a empezar, otros para olvidar y otros para remontar.
La realidad es que pueden ser fechas muy movilizadoras, tanto en lo positivo como en lo negativo.
A nivel económico el consumismo crece, las cuentas en las tarjetas de crédito explotan al igual que los shopping y tiendas.
Pero yendo más lejos a lo que significa la Navidad, podemos remontarnos a 2000 años atrás.
La intención no es hacer un análisis religioso profundo, ya que cada quien tiene su postura, sino intentar conocer más y reflexionar. Sería interesante recorrer algo de Historia e ir un poquito más allá.
Según Infobae.com en diciembre es el nacimiento de muchos dioses. Por ejemplo, el 25 de diciembre los egipcios celebraban el nacimiento de varias de sus divinidades, como Osiris, hijo de Geb y Nut. A fines de diciembre festejaban también el cumpleaños del dios Horus. También en Grecia se festejaba el nacimiento de Hércules, hijo de Zeus. Según los griegos los dioses Dionisio y Adonis también nacieron en esta fecha.
En India, mucho antes de la aparición del cristianismo, cada 25 de diciembre se festejaba el parto de la Reina del Cielo.
Por otro lado, los chinos, siglos antes de la era cristiana, festejaban entre el 24 de diciembre y 25 el solsticio de invierno. Los persas celebraban fiestas de honor a Mitra, el cual era un dios hijo de la virgen Anahita, el cual tiene mucho que ver con el significado de lo que es la Navidad en la actualidad.
En Gran Bretaña e Irlanda celebraban con enormes fogatas encendidas en la noche a la cumbre de las colinas.
En México se conmemoraba el nacimiento de Quetzacoatl.
En 1519 el emperador Moctezuma creyó que Hernan Cortez era el dios que esperaron durante siglos y le abrió así las puertas, y se sabe lo que ocurrió después.
El nacimiento de Jesús no cuenta con una fecha exacta por falta de documentación apropiada, donde a veces se celebraba el 20 de abril y otras el 20 de mayo.
La táctica de la iglesia fue muy inteligente y astuta ya que en el año 354, en el papado de Libiano, se toma la fecha de nacimiento de Mitra para declararla como aniversario del nacimiento de Jesucristo. Pero esta fecha elegida contradice a las Escrituras.
Es así que para lo que conocemos realmente como Navidad hoy por hoy atestada de consumismo y compras excesivas encierra un recorrido mucho más amplio por la historia y la evolución de la humanidad de lo que se cree teniendo un significado más amplio y donde corrió mucha agua bajo el puente la cual la llevó a ser lo que es hoy en día.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*