La Loba y el teletransporte. Por Joaquín DHoldan

La balsa de piedra

Desde España, por Joaquín DHoldan


El dúo “La Loba” se presentó en Sevilla junto a “Las  cuerdas de Salamaca”.  Javier Zarember Calequi y Guadalupe Álvarez Luchía son dos artistas argentinos que se encontraron en Madrid y comenzaron este proyecto, que en 2017 tomó la forma de álbum. “El disco hermoso” es como su nombre lo indica, sencillamente hermoso. 12 canciones de Folk/ Bluegrass grabado en vivo y que cuenta con la participación de Jorge Drexler en el tema “Princesa”.

“Las cuerdas de Salamanca” (Laura de Arriba al violín, Clara García Lorenza en la viola y Elisa Tejedor en el Cello) forman el perfecto colchón sonoro para un recital que fue muy especial por varios motivos. La voz llena de magia de Guadalupe con la música que teje Javier logra un efecto que intentaré describir.

Los conciertos son importantes porque logran una vivencia única, analógica. De ahí la contradicción que viven algunos seres adictos a lo digital que graban durante toda una canción (o varias),  dejando pasar esa experiencia para luego  “no tenerla” guardada junto a otras tantas, cuya única función es exponerla en las redes sociales. Si uno logra estar presente en un concierto puede viajar de verdad. También es una patología de nuestro tiempo la creencia que los viajes son la colección de ciudades. Ir una semana a París, pasar por Berlín, rebotar en Londres y aprovechar un fin de semana en Lisboa, por supuesto sacando muchas fotos.

1- Durante el concierto de Drexler en Sevilla, al presentar a su guitarrista dijo “Javier Calequi, multi instrumentista, tiene un gran grupo ‘La Loba’, búsquenlo porque es fantástico”.  Tomen nota artistas consagrados del mundo, la generosidad de recomendar a otro proyecto los hace mejores. ¿Es una sensación mía o es muy difícil escuchar a un artista recomendar a otro emergente?

2-Una noche de jueves, en una antigua Peña Flamenca, en un escenario en que generalmente se hace “cante hondo” y se baila por bulerías, quienes lo llevan (un grupo de mujeres extraordinarias) organizan un espectáculo diferente. Los turistas que ven flamenco en Sevilla no suelen visitar esos rincones. Se quedan varados en “tablaos” preparados para ser consumidos de forma fácil y digeridos en un rato. Esos centros culturales barriales son trincheras de cultura, de la más pura y por eso también de la más experimental.

3-La magia de las mujeres que forman “Las cuerdas de Salamanca”, con la belleza de sus instrumentos y su entrega a lo que sucedía en aquel espacio, fue la nave. Las canciones (“Viento patagónico”, “Antonia”, Princesa”, “Vals rioplatense”, “Llueve con sol”) hicieron el resto. Esa sala llena de público se teletransportó. El Bluegrass es un estilo musical que se conoció en la primera mitad del siglo XX  como hillbilly y tiene raíces en Irlanda y Escocia, mezclada con música afroamericana una vez instalada en Norteamérica, pero esa música que tiene un origen que nos podía resultar tan ajeno logró el efecto  contrario. Todos nos vimos bailando en Latinoamérica. Lo que nos envolvía era el más puro folklore. En ese lugar impregnado de auténtico flamenco, las paredes comenzaron a sudar viento pampero.

Luego, al mirarnos, nos dimos cuenta que algo había cambiado. Ese efecto que se supone deben hacer los viajes, y que en efecto sucede cuando no hacemos turismo.

El teletransporte a través de la música. Un poder reservado a pocos artistas.

“La Loba” lo puede hacer. Viajen con ellos.


 

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*