“Es hora de superar el canto al ombligo”. Con Miguel Ángel “El Cristo” Olivera


Entrevista de Íbero Laventure

L poetas en V preguntas

En este ciclo de mini-reportajes nos proponemos presentarles a connotados exponentes de la poesía nacional. Todos ellos contestarán las mismas preguntas. Cuando finalmente lleguemos al poeta L y con la opinión de todos, podremos, incluso, elaborar un panorama más amplio de lo que sienten, y de lo que pasa en nuestra poesía. Género en constante experimentación y desarrollo.

Miguel Ángel Olivera. Montevideo,1943. Integró los grupos Vanguardia de poesía y Ediciones de Uno. Tiene más de una treintena de libros editados entre los que se destacan “Los cantos de Bandolor” (Ático), “El león que ruge en mi paladar” (Yaugurú) y “Ultratango” (Solazul).

¿Qué es la poesía?

Es muy difícil definir a la poesía. Yo creo que es la otra voz del ser humano. La que dice cosas que comúnmente no decimos, la que le dá forma artística a ese decir. Pero que también, es sincera en el sentido de que traduce a otro decir, lo que sentimos verdaderamente.

¿Cómo ve al género en la actualidad?

Conociéndolo bastante, tanto al género como a la situación actual de nuestro país, lo veo magmático, prometedor y manantíalico. Es decir, abundante, variado, en una eclosión de formas y de decires diversos, lo que a la postre será enriquecedor.  Muchas voces, algunas prosperarán, algunas quedarán por el camino, pero las que prosperen seguramente van a ser portadoras de POESÍA.

Tres de sus referentes poéticos. ¿Por qué los considera así?

Referentes, hay muchísimos. Yo tengo un trabajo de homenaje a cien poetas uruguayos contemporáneos que considero importantes y que de alguna manera los llevo, los porto, los interpreto, me han formado. Es muy difícil llegar a nombres, pero para llegar simplificando…te diría, Jorge Meretta, Saúl Ibargoyen y Horacio Ferrer.

¿Cuál es el desafío poético que debería abordar la poesía en Uruguay?

La necesidad de la poesía hoy en Uruguay, es pulir la temática. Creo que ya es hora de superar  el canto al ombligo, al corazoncito lastimado, al yo poético escandaloso, al superyó, y empezar a dedicar la temática al nosotros, al somos. Ya lo decía una canción determinante del grupo de EDICIONES DE UNO, Uno, que decía es tiempo ya de empezar por los plurales. Y lo que la poesía necesita es plurales como temática.

¿Qué está haciendo en este momento? ¿Cuáles son tus próximos pasos dentro del género?.

Lo último que hice fue editar un libro que se llama Ultratango, en la colección Postal de Poesía de Solazul Editores, que reúne unos trabajos sobre lo que yo considero el tango nuevo, y el que está por venir, aún. También acabo de editar digitalmente un trabajo de poesía carcelaria de los primeros años, del año setenta Punta Carretas, que es un debe que estoy cumpliendo de editar digitalmente la obra carcelaria, un debe de hace quince años.


 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*