Libros de poesía esenciales 2018 (Segunda parte)


Por Íbero Laventure

La poesía goza de buena salud en nuestro país. Gracias a la movida de los Slams, Jams, y a toda una nueva generación conectada hacia ella desde  allí, lo poético-performático ha cobrado nueva fuerza. Y si a eso le sumamos el premio Cervantes a Ida Vitale, la fermental Antología Crítica de Poetas Ultrajóvenes (En el Camino de los Perros) y editoriales que solidifican sus propuestas poéticas con pie  cada día más firme  como Yaugurú, Civiles Iletrados, La Coqueta, entre otras. Podemos afirmar que la poesía no solo goza de buena salud sino que se ha consolidado como lo que es, una usina  removedora para con los demás géneros literarios.

Pretendo en estas líneas recomendarles cinco libros esenciales de poesía editados en este 2018, desde las preferencias de un lector del género que se apasiona con cada verso por nacer, e insiste, con el rol fundamental de la poesía para con la literatura en general. Ellos son:

“Última conexión”, de Camilo Baráibar.

Tras una pausa de cinco años sin editar, la pluma de Baráibar ataca de nuevo. Esta vez con su primer poemario con una prosa poética contundente. El hilo conductor es la decodificación del sentimiento a través del celular, un padecimiento cotidiano que recrudece en reflexión y crítica ante una capacidad tan incapaz de estos comienzos del siglo XXI. No sin humor e ironía, la crítica también juega en una poesía tan cotidiana y fragmental. Los aforismos y pensamientos también discurren. Y un nuevo metalenguaje propio de las innovaciones tecnológicas subyace en cada trazo, porque nada es lo que fué, y lo que será es tan nuevo como incierto; incluso el amor.

Edita Lady J

 “50”, de Lalo Barrubia.

50 poemas, para celebrar el 50 aniversario de la poeta. La búsqueda sin tregua, las pasiones desbordadas y una guirnalda de ecos que resuenan tras cada poema nos habilita una nueva sensación. Una huella indefinida que evidencia un hallazgo. Pocos libros representan una celebración, este lo logra, sin estridencias, a puro sentimiento como una poderosa enredadera que nos cubre de una poética que nos habita con una hermandad identificable y lúcida. El placer de la celebración no solo vive en el intrasferible contenido, sino en la dedicada construcción artesanal de cada libro.

Edición de autor.

“Toda alegría es imposible”

Un laberinto poético se abre con un abanico de crisoles que no se acostumbran a resignarse, a pesar del inexorable desenlace. La pena marca, abraza, corroe, su presencia cabalga, pero entre los intersticios breves de luz la poeta cosecha una cascada de imágenes poderosas que nos someten a un ritmo trepidante, en donde cada palabra nos rebota en una comprensiva manera de cobijo entrañable. Somos el palo de una balsa donde la poeta se ampara, pero también el punto de un horizonte inalcanzable y fugaz. El lector se deja golpear ante el juego de contundencia que la poeta nos regala. El gran silencio parece cubrirlo todo, todo menos a la poesía.

Edita Dark y Glow Press.

“Hacer tiempo”, de Cristina Beatriz Piñeyro

Este es el partido de la vida. Esa que hace la plancha por desconocer su sentido. Esa que se aferra a vivir porque es lo único que conoce. A pesar de saberse ultrajada, inútil, sinsentido, y muchas veces, inoportuna. Como en todo partido hay dos tiempos, uno más existencial, otro más irónico. Bien podría terminar en empate, pero la poeta se encarga de golear la valla del arco de la muerte con goles de media chancha cargados de metáforas repletas de contenido vivencial y experimental. No hay tiempo para hacer la plancha, la vida urge y la poesía es su aliada para desbordar las profundas interrogantes sin respuesta  que nos edifican de humanidad.

Edita Yaugurú.

“Cuerpo, palabra y creación”, de poetas varias.

Hay antologías necesarias porque hacen un corte transversal en varias células y las organizan con un corpus distinto  tan esperable como removedor. Esta es una de ellas, ya que nunca de una manera tan abierta y heterogénea se han juntado a veinte poetas, con la única identidad del vuelo de su femineidad tras el vuelo de sus poemas fértiles. Representa también, el punto de partida de una nueva editorial, así como un trabajo fotográfico  que se suma a la propuesta intensa de un libro fundamental para atender y entender a las poetas ultrageneracionales de este breve lapso del siglo XXI.


 

 

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*