Entrevista. Pilsen Rock, la película

Por Mauricio Paz


Hace 15 años en el corazón del país sucedió un evento musical que más que por la música fue un hito cultural y social para la historia del país, sobretodo para la juventud de un país envejecido. Era el 25 de octubre de 2003 y el Parque de la Hispanidad, cerca de la ciudad de Durazno, se abría para festejar un encuentro gratuito de algunas bandas nacionales de rock, se esperaban unas cuatro mil almas, pero el festival tuvo tanto éxito que se alcanzó una cifra diez veces mayor, rompiendo toda lógica.

Yo tenía 17 años en ese entonces, vivía en una ciudad pequeña del interior y con tres amigos más decidimos que este sería nuestro primer viaje importante en nuestras vidas. Hacia allá fuimos, con lo puesto y poca cosa más, a vivir nuestra pasión más grande que era la cultura rock. Pero al vivir esos dos días de fiesta nuestra adolescencia se vio sumamente afectada, sentimos que algo había cambiado, una liberación nos recorría, era muy difícil ser adolescente postcrisis económica y poder hacer cosas afines a tus ganas y gustos personales. A partir de esa experiencia fuimos a todos los festivales que le siguieron. Los meses se sucedían entre los planes para ir al próximo Pilsen Rock y el contar la multitud de anécdotas que nos dejaba la edición anterior.

Historias similares se repitieron en toda una generación de jóvenes uruguayos. Inclusive la de dos actuales licenciados en Comunicación. Ellos son Gastón Martínez y Jimena Vila, productores y directores de Pilsen Rock, la película.

El documental cuenta a través de imágenes de archivo de la época y de entrevistas a productores, representantes gubernamentales del departamento, integrantes de algunas bandas, concurrentes al festival y personas de la ciudad invadida, la historia de esta epopeya musical y éxodo de juventudes. Se puede ver a través de la plataforma de Youtube donde decidieron distribuirlo.

ENTREVISTA A GASTÓN MARTÍNEZ

Hablamos con uno de los directores para saber un poco más sobre su experiencia y sobre la producción de este largometraje documental.

Gastón: Nosotros somos Licenciados en Comunicación por la Universidad de Montevideo, generación 2010. En el año 2013, cursábamos la materia Realización Documental, una asignatura dictada por Adriana Loeff (Hit).

Antes de empezar nos pidió que pensáramos ideas para terminar el semestre con un cortometraje documental. Con Jimena, en ese entonces, realizábamos muchos proyectos juntos y un día le comenté que ese año se cumplían 10 años de la primera edición del Pilsen Rock. Y que, básicamente, no existía un relato que documentara aquello que pasó durante 6 años en Durazno. Y que a mí, y a muchos otros, nos parecía una locura. Ese año filmamos “Nació grande: un documental sobre el Pilsen Rock”.

Es un cortometraje de 10 minutos en donde nos acercamos un poco al fenómeno y en el que nos dimos cuenta de que el tema tenía muchas más aristas de las que nos imaginábamos.

En ese entonces, Jimena estaba en búsqueda de trabajo y puso el documental en su CV, al otro día, desconocemos cómo, llegó a los ojos de Frank Lampariello quien lo colgó en su cuenta de Facebook y ahí se viralizó.

Recuerdo que hacíamos captura de los comentarios que veíamos porque para nosotros era una locura lo que sucedía con ese corto documental. En ningún momento nos imaginamos que ese acercamiento al tema podría generar cosas tan lindas en la gente que lo vio.

Uno de los sentimientos que se repetía en esos comentarios era de que ‘estaría bueno que fuese más largo’.

Año siguiente y con una tesis de por medio para encarar, decidimos tirarnos a la piscina y que Pilsen Rock la película fuera nuestro proyecto final de carrera.

Lo veíamos como un desafío muy grande, ya que en facultad todavía no estás del todo preparado para abordar un proyecto ‘largo’. Pero más allá de las dificultades que podía tener, lo veíamos como una clara oportunidad de hacer algo en un tema que conocíamos muy bien. Y nos tiramos al agua.

Además del interés por documentar un hecho importante en la cultura en la historia reciente y socialmente significativo como fue el Pilsen Rock ¿qué otros contactos tuvieron ustedes con el festival mientras estuvo activo?

G: Además de lo que decís, que es súper importante, Gastón Martínez, co director y co productor del documental, es oriundo de la ciudad de Sarandí del Yí, Durazno. A los 14 años fui a mi primer Pilsen Rock, acompañado de tres amigos a acampar a la casa de un desconocido. Fue una experiencia inolvidable e increíble.

A esa edad tus padres no te están sobreprotegiendo pero aún hay una gran custodia de las cosas que hacés. Entonces esa primera aventura con amigos a un lugar ‘’lejos’’ donde podes encontrarte con pares que están todos en la misma es como una sensación de gran libertad y, obviamente, te queda grabada a fuego.

Luego de esa primera aventura, fuimos a todas las restantes, hasta que se dejó de hacer.

¿Por qué hacer un documental sobre ese evento en concreto? ¿Cómo lo sienten hoy a pocos días del estreno?

G: Porque fue más que un evento. Es un gran hito en la historia del rock uruguayo. Además de que lo considero un gran hito en la historia de nuestra sociedad, también.

Si lo miras con ojos prematuros y fríos, sí, es un festival de bandas de rock, en una ciudad y fue mucha gente, fin. Pero si empezás a escarbar un poco en el contexto y cómo se dio todo, es mucho más importante de lo que parece. Se inició en una época en la que la gente, sobretodo los jóvenes, tenían muchas cosas reprimidas. Y ese lugar, ese espacio que se dio, sirvió para canalizar sentimientos. Sirvió para desahogarse. Además de lo que significó luego, cuando se masificó.

¿Por qué la decisión de estrenarlo en la plataforma de Youtube? ¿Intentaron otras posibilidades de distribución?

G: La decisión de estrenarlo en Youtube radica sobretodo en la idea de lo que fue el Pilsen Rock en sus primeras ediciones. Vos, actualmente, vas a la ciudad de Durazno y el Parque de la Hispanidad es un parque libre, abierto. En las primeras ocasiones en que se realizó el festival, esto seguía siendo así. Casi no había seguridad, apenas un vallado y listo. Ingresabas.

Eso, para nosotros, fue algo muy importante. Y la idea de ‘revivir’ el festival, de alguna manera, para nosotros pasó por ahí también. En la posibilidad de que su ingreso sea gratis y accesible para todos, como fue hacerlo en Durazno, en aquel entonces.

¿Cómo se relacionan hoy en día con el rock y con la escena musical uruguaya actual?

G: Normal. Como cualquier persona que le gusta ese tipo de música y está pendiente de eso. Voy a toques de las bandas que más me interesan, trato de escuchar bandas nuevas cuando existe la posibilidad, de conocerlas. Ahora hay una ebullición de bandas nuevas que quieren salir a la escena. Es muy importante que se les de su espacio, como lo tuvieron las viejas, porque son las que van a tomar el ambiente el día de mañana.

Ojalá haya ese recambio que tanto bien le va a hacer al rock uruguayo.

Como todo proyecto largo deben haber enfrentado varios problemas y varias victorias, les pido algún anécdota sobre la producción.

G: Anécdotas hay muchas, la que más se me viene a la mente se dio en la primera entrevista que filmamos, que fue la de Tabaré Rivero.

Esa tarde de rodaje estábamos en la locación, que era el sótano de un café en la zona del centro de Montevideo, y nos dimos cuenta de que no teníamos grabador de sonido. Por suerte Juan Maruri (Fotografía) tenía uno suyo en su casa y fue a buscarlo. Pero la cuestión no termina ahí.

La cuestión fue que mientras estábamos en ese lugar, con todo armado (menos el sonido) se rompió un caño y el lugar donde íbamos a realizar la entrevista se inundó. Tanto es así que mientras Juan y Bruno (sonido) fueron a buscar el grabador, con Jimena tratábamos de secar, a dos lampazos, lo más rápido posible el piso del lugar.

Al instante de la llegada de Juan y de Bruno, cae Tabaré. Apenas baja la escalera nos ve a Jimena y a mí tratando de solucionar aquel lío, y distraído se le cae la campera al piso.

Seguramente Tabaré ni se acuerde, porque le dio poca importancia al suceso. Pero nosotros en ese momento teníamos la adrenalina multiplicada x100 y era como que alguien nos hacía pagar un derecho de piso por esa primera entrevista que filmábamos.

El documental invita a revivir el festival, a enterarse los entretelones de lo complicado que pudo haber sido la producción, a conocer buenos anécdotas, a entender las derrotas y el contexto para que algo así sucediera, pero sobre todo volver a erizarse con determinados momentos musicales, algunos que marcaron a todo ese público masivo para siempre.

FICHA TÉCNICA

Pilsen Rock, la película

Producción, dirección y montaje: Gastón Martínez – Jimena Vila

Fotografía: Juan Maruri – Gastón Martínez

Sonido: Bruno Chechi

Posproducción de sonido: Juan Lauz

Música original: Santiago Velarde

Canciones utilizadas:

-Máquinas / Graffolitas

-Hay que matarlos hoy / Hereford

-Lo más simple de las cosas / Hereford

-Caída libre / La Trampa

-Cruz diablo / La Trampa

-Perdidos en Montevideo / La Trampa

-Santa rosa / La Trampa

-Aventuras y proezas / Once Tiros


 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*