Granizo TV: adelanto de la entrevista a Walter Tournier

Ésta sábado 11 de mayo presentamos un nuevo programa de Granizo  TV. El entrevistado será el director y guionista Walter Tournier. Como adelanto, compartimos un pequeño perfil sobre él y algunas fotos de backstage.


Por Gabriela Cabrera

Walter Tournier llegó temprano, media hora antes, para dar una vuelta por el Museo de Arte Precolombino e Indígena (MAPI). Facundo de Almeida, director del MAPI, se acercó a saludar y Walter aprovechó para consultarlo acerca de las descripciones de algunas piezas. De la conversación se desprende familiaridad y confianza en el vínculo, además de su interés por los museos y, particularmente, por la arqueología.

El entrevistado —director, guionista de cine y escultor — habla bajo, muy suave, y se mueve con sigilo. Tiene la cara ajada y pliegos en una frente que se vuelve planicie. Su cabeza, calva y brillante, muestra canas lacias desde la nuca. Es alto y apenas desgarbado. Su piel es muy fina y tiene las manos gastadas. Se parece, indefectiblemente, a sus personajes más famosos. Walter Tournier es un Tatito, aunque él diga que en el último tiempo ya le daban vergüenza porque, «algo que queda doce años en la TV, ya no está bien» .

Mientras conversa, dibuja las ideas sobre la mesa. Garabatea explicaciones, arma cuadros y secuencias. Y también dibuja con la voz. Marca cadencias y silencios. Y ríe con gentileza. Hilvana recuerdos con fluidez. Narra con interés; se pregunta y responde; contextualiza y explica. Menciona a Lala, su esposa, con especial cariño y, para terminar, nos sorprende con el objeto que lo representa: un martillo.

«Es la extensión de la mano», dice. Y aporta el marco histórico, habla de la evolución de las herramientas y de ésta en particular. Simula martillar en un gesto escenográfico. Muestra cada parte; toca la madera y reflexiona sobre la nobleza del material. Y, cuando la entrevista termina, se va con el martillo en la mano. Lo mira una vez más, se regocija ante la simpleza de un objeto humilde, y parte tan sigiloso como llegó.

 


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*