“Mi niña”: un proyecto que revitaliza objetos

Agustina Barreto lleva adelante el proyecto “Mi niña”, que apuesta a crear obras a partir de material reutilizado. Y les da a los objetos “una nueva oportunidad”.


 

¿Cómo nació este proyecto?
Hago piezas con material reutilizado. Siempre, desde que tengo recuerdo, me encantó “hacer”, lo que fuera, crear con las manos. Me parecía mágico. Hace un par de años, me comentaron de un taller de restauración y ese mismo día llamé para anotarme en Renew. No podía esperar que llegara el día. María, la profesora, me fue enseñando varias técnicas de restauración de muebles, a trabajar con madera y cómo tratar los distintos materiales. Yo estaba encantada, ¡no me perdía una clase!

¿Cómo fue creciendo el proyecto?
Siempre con la idea de crear, con ganas de comunicar, de transmitir… Algo, no tenía muy claro qué. Un día escribí en un papel “MI NIÑA”, lo contemplé un rato , lo doblé y lo guardé en la cartera. No puedo explicar por qué, pero sentía que tenía algo valioso, valioso para mí. Era mío, era algo íntimo, que sólo yo conocía. Llevaba a los nenes de arriba para abajo, iba al trabajo, a los mandados… La vida de todos los días, y en la cartera el papel. Un verano, en el taller de restauración, le pedí a María que si podía, me guardara en una bolsa todo lo que se descartaba en el taller. Desde trozos de madera viejos, clavos, tornillos, arandelas… Y ella, sin cuestionar mucho de qué se trataba, me ayudó. Una clase llegué y me dijo “tengo lo que me pediste”. Como si lo hubiera hecho toda la vida, ese mismo día comencé a hacer mi primer faro, y de ahí en más no paré.

¿Y con eso empezó a tomar vuelo?
Sí, fue pasando de ser un simple pensamiento recurrente a una necesidad de transformar cosas. De algo que sentía adentro a necesitar verlo y compartirlo. No sé explicar muy bien qué fue lo que pasó, pero me lo explicaron así a mí: “son las cosas que hacemos desde lo más profundo, por eso tienen esta fuerza” y creo en eso. A medida que iba haciendo piezas, se iba transformando en un proyecto; y en una charla con Coco, mi esposo, le dije “se va a llamar MI NIÑA”, y entendió todo.

¿Y por qué elegiste ese nombre?
El proyecto está dedicado a mi yo niña, y de allí su nombre. A la que fui, a la que llevo dentro, que de un tiempo a esta parte sintió la necesidad de salir. Al arte con la vocación y sencillez de una niña… Que descubrí que aún soy.

¿Con qué materiales trabajás?
Sobre las piezas, utilizo madera y metal descartados. Me gusta sentir que se les da una nueva oportunidad, la de reinventarse y tener un nuevo papel. Están hechas con objetos de la vida cotidiana, o partes en desuso. Creo que todos podemos poner algo de nosotros, para cambiar un poquito el mundo y hacerlo un lugar más lindo. En mi caso, al principio mostraba en casa una piña y preguntaba ¿qué es? Y me decían “una piña mamá”, y era la pollera de una bailarina. Hoy mis hijos, amigos, familia, compañeros, me traen materiales de la calle, de sus casas … Y hasta se animan a darle un destino. Me dicen “te traje esta casita o este farol o algo para MI NIÑA”. Y eso me llena de cariño. Pero el disfrute máximo es cuando alguien se siente identificado con una pieza, cuando despierta algo dentro de la persona, una característica, un lugar, una vivencia, un recuerdo y lo activa. A esta niña, la acompañaron muchos, la sostuvieron y la impulsaron; gracias Coco, gracias María, gracias Ana, gracias Rossana. Los invito a conocer MI NIÑA.

Para seguir el proyecto:

IG : @minenaartista

Facebook : MI NIÑA


 

2 Comments

  1. Que genia Agus!! Alma de artista creativa, inspirada en la vida misma y sus emociones! Seguí escuchando a tu Niña que la queremos disfrutan mucho mas!!!

  2. Que genia Agus!! Alma de artista creativa, inspirada en la vida misma y sus emociones! Seguí escuchando a tu Niña que la queremos disfrutan mucho mas!!!

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*