Entrevista. Eduardo “Speedo” Martínez, de The Flaming Sideburns, por primera vez en Uruguay

El vocalista de The Flaming Sideburns se presenta este viernes 6 y sábado 7 por primera vez en nuestro país. La Eduardo Martinez B.And se presenta junto a Motosierra este viernes en Inmigrantes (Juan Paullier 1252) y el sábado en Rebel Bar (Canelones). Las entradas para ambos shows se consiguen únicamente en puerta. En entrevista con Granizo, el frontman nos adelanta sus actuaciones en  Uruguay.


Por Ginny Lupin

Formados en Finlandia a mediados de los 90, The Flaming Sideburns es un estandarte del rock escandinavo. Referentes del garage y con una amplia proyección internacional, cuentan con uno de los mejores frontman de su generación: el argentino Eduardo “Speedo” Martínez. Dueño de un carisma singular, su desempeño sobre el escenario le ha valido comparaciones con personajes icónicos como Iggy Pop.

En el marco de una visita a su país natal, Martínez emprende una gira por el Sur con banda propia, que lo trae a nuestro país en lo que promete ser una lección única de auténtico y salvaje rock and roll.

Granizo conversó con el vocalista para conocer más acerca de éste y otros proyectos.

¿Qué lugar le da la sociedad finlandesa a un músico como profesional? ¿Consideras que la música tiene en Sudamérica el mismo estatus que en países escandinavos?

Pienso que la sociedad finlandesa le da al músico el lugar que se merece. Hay más posibilidades, escuelas donde desarrollarse profesionalmente, exposición y trabajo. Claro, no siempre se llega a donde uno espera. Yo por ejemplo soy asistente de un terapeuta musical, trabajamos con discapacitados. Enseñamos a los chicos a leer música con colores y símbolos. La música en sí, puede llegar tener tal vez el mismo estatus que en Sudamérica pero el músico no. Acá es más difícil para el músico llegar a lograr tener reconocimiento y es en lineas generales una profesión mal vista. Allá creo no está considerado de ser algo tan malo como me parece acá

En un país tan frío como Finlandia, ¿se acerca la respuesta de la audiencia local a ese calor que tanto caracteriza al público sudamericano?

Sí sorprendentemente sí se acerca, en mi caso por lo menos. Al europeo – y me refiero a mujeres y hombres – le gusta mucho asistir a clubes, recitales, y si les gusta el espectáculo se lo pasan muy bien. Yo he hecho arrodillar al público, les he hablado en castellano en los recitales aunque no lo entiendan y la respuesta en un show de Flaming Sideburns allá es siempre positiva. La gente se prepara para ver lo inesperado. No sé si es igual acá.

¿Cuáles crees que son los elementos que llevaron al éxito del rock escandinavo, de la mano de bandas como The Hives, The Hellacopters y claro The Flaming Siderburns?

Pienso que es la honestidad en la música que hacen, y la hermandad que hubo en la escena “Action Rock” escandinava a principios de milenio. Nos ayudamos muchos los unos a los otros. Tengo que ser franco y confesar de que sin estas bandas, que mencionas, junto con The Soundtrack Of Our Lives, Backyard Babies, Turboonegro y Glucifer  hoy en día muy posiblemente no tendría ninguna transcendencia la música que hago… Tuve la suerte de poder pertenecer a una verdadera escena, pese a ser latino y viviendo allá, que en su momento desde Escandinavia como que cambió el orden mundial del rock & roll.

¿Qué es lo que mas extrañas de Argentina en materia musical?

De Argentina extraño la música folklore, la del del litoral por ejemplo. Las raíces que mamé a travez de mi familia y que he perdido. Pero pienso que para eso siempre hay edad mientras que viva. Me gustaría volver y ponerme a estudiar esa música.

La Eduardo Martinez B.A.nd es un proyecto paralelo a The Flaming Sideburns. ¿Quiénes la integran? ¿Qué te motivó a formar esta banda?

La B.A.nd es mi banda en Buenos Aires y la armamos conjuntamente con Guido Gonzalez y está constituida por gente que como él tocó con Los Lotus y 50//50. La íbamos a llamar así, Eduardo Martinez & 50/50 pero la curiosidad de esta banda es que tiene 3 violeros killer y uno es Gaby “Zero” Gutierrez que tocó ya conmigo en otro proyecto, Thunderclouds, y antes de eso con Michael Monroe en Argentina. Fue inclusive el compositor del primer tema en el disco de regreso de Hanoi Rocks hace ya 15 años. Detalles de los que muy pocos están enterados acá en la Argentina.

A fin de mes te vas a presentar en Helsinki con The Flaming Sideburns en su formación clásica, ¿qué significa para ti volver a reunir a la banda original para este show?

¡Wow, estás muy bien informada! Sí, va a ser nuestra fecha debut en Finlandia con la formación original después de 17 años. Ya hicimos una gira en España en Mayo de este año con la misma formación, así que estamos muy bien preparados. Parta mí esto significa de que lo que hacía en aquel entonces, pese a llevarme al mundo por delante, estaba bien. La música, el mensaje, la actitud e inclusive el idioma “spanglish”. Ahora creo volvemos a tener una segunda oportunidad, no solo nosotros sino que toda la escena. El tiempo juega a nuestro favor…Eso sí, a nivel rendimiento, tal vez por última vez.

¿Qué sabés de Motosierra, la banda que los va a estar acompañando en sus dos shows en Uruguay?

¡Andate a cagar! (Risas) Sé de que es la mejor banda uruguaya con la que podemos compartir el cartel. Conozco a los muchachos personalmente y es gente muy afinada a mis gustos. Gracias al tributo Turbonegro los conocen en todos lados de Europa también. Tengo muchas ganas de poder compartir estas fechas con ellos, van a quedar en la historia del rock. Ni hablar de que respeto mucho a las bandas uruguayas de nuestro ramo, que son pocas.

¿Qué nos podes adelantar de los shows del 6 y 7 de julio en Montevideo y Canelones respectivamente?

Les aseguro de que van a ver una banda muy bien aceitada con canciones tremendas y con un dosis muy alta de High Energy R´nR. ¡Algo realmente inolvidable por estos pagos!


 

 

 

 

 

 

 

 

1 Comment

  1. Estuvo increíble!!! Hacia tiempo que no veía un show tan autentico. La presencia en escena de speedo fue inspiradora. En la nota anunciaban rock salvaje… el toque fue lo más garaje que he visto en años en Montevideo, en 20 minutos todo el mundo chuponeando al ritmo de un rock impecablemente ejecutado. Muy poco gente en un toque por 300 pesos, no se que hacen los hípsters en este país … debería de haber estado la sala llena. Por más rock del auténtico!

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*