La banda Karma Man Kaya presenta su disco “Renace” en la Sala Zitarrosa. “A veces tendemos a valorar más lo que viene de afuera que lo que tenemos en nuestro propio país”

Karma Man Kaya (KMK) nació en 2005 en Solymar y define su segundo trabajo discográfico como un desafío. Lo bautizaron como un renacimiento: un sonido más fresco y moderno, una mezcla exacta y pegadiza. Se presentan en la Sala Zitarrosa este martes 16 a las 21 horas. Los integrantes de la banda contaron a Granizo cómo viven este presente musical.


Entrevista de Andrea Villar  (*)

n “Renace” KMK  arriesga a la fusión e incorpora elementos del candombe, del rap y del mestizaje propio del rock uruguayo. Bajo la guía de Mateo Moreno, cuenta con algunos invitados como Sebastian Teysera (La Vela Puerca), Guzmán Mendaro, Gonzalo Brown (Abuela Coca), Nestor Ramljak (Nonpalidece), Mati Maldonauta, Manduko, Federico Blois, Mateo Moreno y Diego Asambuya, entre otros. A ellos se suman coros femeninos con aire soul. “Renace” se estrenó primero en The Roxy Live, de Buenos Aires, y ahora se presenta en Montevideo este martes en la Sala Zitarrosa con animación sonora y visual. Las entradas están a la venta en locales de Antel y TickAntel, Red Pagos, Tienda Inglesa, Abitab y Boletería de la Sala Zitarrosa.

¿Cuál es el motor de KMK?

El motor y la motivación que tiene KMK es el amor a la música y a lo que hacemos, al compartirlo con la gente, a seguir juntos, a que existan personas que se identifiquen con nuestras canciones.

¿De qué se nutren al momento de componer? ¿Qué artistas influyen en su sonido? 

Todas las letras son escritas por Camilo (voz principal), de vivencias personales que lo llevan crear una canción. La composición musical es una mezcla que se produce entre todos los músicos según las influencias musicales de cada uno. Hay artistas que nos influyen a todos, como Bob Marley, Alpha Blondie, Steel Pulse, entre otras, pero cada integrante tiene sus influencias individuales que no necesariamente son del género reggae.

¿Qué ha cambiado en la propuesta en estos años de trabajo? ¿Cómo miden el crecimiento de la banda?

La forma de trabajo ha cambiado pero en muy pocas cosas, hay integrantes que estuvieron en los primeros años de existencia de la banda que hoy ya no están pero han venido otros, cada uno con sus aportes y opiniones. Durante el proceso cometes errores, pero de ellos aprendes para no volver a cometerlos, aprender es crecer. Cada escalón que subimos para nosotros es un crecimiento, subir un escalón es cada pequeño logro que vamos generando.

 

¿Son una banda independiente por elección? ¿Cómo ven la escena musical nacional en ese sentido?

El primer disco de la banda se editó de forma independiente por elección de la banda, en esta segunda instancia optamos por un sello discográfico (MMG) con el objetivo de poder llegar a los medios de comunicación donde mostrar nuestras canciones, y así lograr que sean escuchadas, compartir nuestra música con todos. El gran problema que tiene nuestro país es que la población que tiene es muy pequeña y existen un montón de propuestas artísticas, tanto en lo musical como en otros ámbitos. Por eso es que quizás muchas bandas optan por expandir horizontes y buscar público fuera del país, y a veces tendemos a valorar más lo que viene de afuera que lo que tenemos en nuestro propio país que es muy valioso.

¿Cómo se gesta “Renace”? ¿Por qué el nombre del disco?

“Renace” es un disco que surge de la necesidad de grabar un montón de temas que consideramos teníamos que compartir con la gente. Pasó mucho tiempo entre el primer disco y el segundo, y realmente se ve una maduración tanto en lo musical como en lo personal que intentamos plasmar en las canciones. La producción fue realizada por Mateo Moreno y cuenta con la participación de muchos artistas que se sumaron al proyecto como invitados. El nombre surge vinculado a lo  que decíamos antes, consideramos que hubo un renacimiento en nosotros como banda, una nueva etapa, una maduración, una nueva forma de crear las canciones, arriesgándonos a fusionar las canciones con otros ritmos distintos, algo nuevo, una banda que renacía. Así lo sentimos nosotros, de ahí el nombre.

¿Dónde comulga la banda con el rastafarismo?

El rastarismo es un estilo de vida, muchas veces vinculado a una religión. De todo ese movimiento rastafari hay cosas que obviamente compartimos y otras que no. Muchas de sus ideologías consideramos que son súper positivas, como lo es la búsqueda de la paz, el amor a la vida en sí, entre otras.

¿Cómo viene lo que queda de este 2017? ¿Qué proyectos tienes de aquí en adelante luego del lanzamiento en la Sala Zitarrosa?

El objetivo principal de este 2017 es poder llevar el disco a todos los rincones que sea posible, queremos que todos lo escuchen, viajar con nuestra música. El lanzamiento para nosotros es muy importante y significativo, ya que es el día en que mostramos de forma entera nuestro trabajo musical. Prometemos una noche muy emotiva, llena de música, colores y buena onda, además de invitados de lujo. Los proyectos más próximos, luego de esta Zitarrosa, es realizar material audiovisual, ya que consideramos que hoy en día es la forma en que se consume la música.

 

 


(*) Andrea Villar es Técnica en Comunicación Social y en Gestión y Organización de Congresos y Eventos. Hizo la Tecnicatura en Producción Artística de la Fundación ITAU. Es agente de prensa de emprendimientos  culturales. Desde hace cinco años ha incursionado en la fotografía de artes en vivo y colabora como periodista y gestora de contenidos en varios portales y publicaciones gráficas culturales.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*