Música que fluye. Entrevista a Lorena Spinelli

La cantante y compositora Lorena Spinelli se presenta éste 24 de abril a las 20:30 horas en la Sala Hugo Balzo. Mostrará su disco “Estados del alma” y estará acompañada por La Banda Flotante, un interesantísimo conglomerado de músicos, más otro tanto de invitados. Spinelli contó cómo llega a este recital y cómo fue el proceso de dar vida al disco.


Por Mauricio Rodríguez (*) 

Lorena Spinelli es autora e intérprete de canciones, cantante, guitarrista y flautista. Durante cuatro años integró el grupo vocal “Oigo voces” bajo la dirección de Ney Peraza. En el 2011 crea el cuarteto de Choros y música popular brasilera “Pè no chaô” junto a Ney Peraza, Carlos Pírez y Santiago Lencina. Con “Oigo voces” graba su primer Disco “Oigo Voces en vivo en la Zavala Muñiz” (Teatro Solís, diciembre 2013), nominado a los premios Graffiti en 2014 como mejor disco en vivo. Participó como artista invitada en varias presentaciones de Marcella Ceraolo, Lucia Severino/Tránsito, Gary Rótulo, entre otros. Y de la grabación del primer disco como solista de Andrés Rubinstein “Mama Orquesta”.

La banda flotante fue creada en el 2016 por Lorena Spinelli y se conformó por músicos de larga trayectoria, reconocidos a nivel nacional e internacional. Fusionan géneros rioplatenses como Chacarera, Milonga y Candombe con otros como Reggae, Rock, Folk y Jazz. A fines del 2018 editaron su disco debut – Estados del Alma -, disponible en las principales plataformas digitales.

La banda se conforma con Lorena Spinelli (voz y guitarra acústica), Santiago Montoro (guitarras), Álvaro Piñeiro (acordeón y teclas), Juan Pablo Szilagyi (bajo y contrabajo), Federico Blois (percusión) y Eduardo Elissalde (batería). Como invitados estarán: Andrés Rubistein (saxo tenor), Andrea Viera (saxo alto), Claudio Martínez (voz), Fabián Pietrafesa (clarinete), Marcella Ceraolo (voz), Lucía Merico (voz), Palito Elissalde (guitarra eléctrica), Pablo Leites (percusión), Santiago Bolognini (guitarra Manouge) y Paula Sarmiento (bailarina)

¿Cómo nace la banda?

La banda flotante nace de la unión musical de Elissalde y yo. Empezamos a tocar juntos seis años atrás. Y hace unos cuatro años empecé a escribir canciones. Se las mostraba, él le hacía sus aportes, metíamos ritmos y como una estructura base. Y empezamos a tocar con Juan Pablo Szilagyi. Ahí empezamos a armar la banda flotante. Hicimos unos pocos toques juntos. Nos fuimos dando cuenta que teníamos material como para armar un disco y nos inscribimos al FONAM. Y salimos favorecidos. Fue en el segundo llamado de 2017. Ahí nace “Estados del alma”.

¿Por qué ese título para el disco?

Por las canciones mismas. Es un concepto, es un disco conceptual. Si escuchas las canciones, desde el principio hasta el final, te llevan a un recorrido de estados. No solamente de melodías o ritmos, sino también con las letras. Por los lugares donde pasa uno, donde pasa el ser humano. El alma tiene muchos estados. Nos impulsamos con energía y esa energía es la esencia, es parte del alma. Es algo muy gigante que se comparte con otros, como si fuéramos todos uno. Un alma gigante. Y además todos tenemos estados, el alma pasa por muchos estados.

¿Cómo es la mezcla de géneros rioplatenses con el reggae, el rock, el jazz, etc.?

Se fue dando lo de hacer cosas diferentes y fusionadas. No hacer un disco de pop, de rock o de candombe. Cada canción iba teniendo su sentido e iban teniendo diferentes rítmicas y estilos musicales. Que todos parten de la influencia que tiene uno. Uno se crio en el Río de la Plata y aunque no quieras tenés ciertas influencias. Del candombe, las milongas, las chacareras, el folclore, etc. Pero también tenes de la música brasilera, y del rock, porque los anglosajones llegaron acá, y escuchamos a Pink Floyd, Led Zeppelin, etc. Nos criamos en esa época donde escuchábamos todas esas cosas. Y entonces todo se fue fusionando. Yo no quería hacer un disco donde todas las canciones fueran iguales, no solamente desde el punto de vista de la letra y de la intención, sino también desde la rítmica. Y creo que lo logramos. Por eso tenés una milonga, y jazz, o un candombe neto. Como también tenes un reggae o un rock. O unas baladas.

En la tapa del disco hay como un mensaje hasta semiótico…

Sí, y tiene que ver con el nombre “Estados del alma”. Y a la vez no. Fue como una simbiosis. Pasó que, cuando apenas tenía cuatro temas del disco, una noche me desperté a las tres de la mañana con la imagen de ese feto. Tal cual se ve en la tapa lo vi. Quería mostrarme desnuda y lo que conlleva eso. Es una desnudez del alma, y cómo viene de la muerte y va hacia la muerte. La roca simboliza la muerte, algo frío, muerto. Y ahí ir a lo más hondo, lo más profundo, el barro. Y de la muerte, lo frío, nace la vida. Lo puro, lo que tiene esperanza y va hacia un lugar de luz. Sabiendo que la muerte es vida también. Porque la roca es algo inerte pero también tiene vida. Una vida que vibra en otra sintonía, otra frecuencia.

¿Qué van a mostrar el 24 en la Sala Hugo Balzo?

Es un show que no es una simple presentación de un disco, hay toda una puesta en escena. Con vestuario, con una bailarina, con muchos músicos invitados, que participaron en el disco y son parte fluida de la Banda Flotante.  Todos músicos amigos con los que hace años venimos tocando juntos, en distintas circunstancias.


(*) Publicado en el semanario Voces

 

 

 

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*