“Nuestra técnica es la suficiente como para mantenernos a flote y llegar a la orilla”. Entrevista con Excelentes Nadadores

Este sábado 13 de abril se presentarán Excelentes nadadores junto a Maxi Angelieri & Casi Exilio Psíquico. La cita es en El Chamuyo (Ex Espacio Guambia) a partir de las 21 horas. Granizo conversó con Leandro Dansilio a propósito de su show junto a Angelieri


Por Andrea Villar

Excelente Nadadores presentará canciones de su primer disco, y del que se encuentra actualmente en proceso de grabación. Por su lado Angelieri promete un show con canciones viejas de Exilio Psíquico, y varios temas nuevos todavía inéditos.

Excelentes Nadadores es una banda de pop rock independiente, radicada en Montevideo. Activa desde el 2014, integrada por Francisco Izuibejeres en batería, Hernán Silva en bajo, Karen Halty en teclados y voces, y Leandro Dansilio en voz y guitarra. La propuesta está difusamente influenciada por distintos movimientos que se acercan al rock independiente de las últimas décadas, el folk y la canción uruguaya.

Después de 15 años en Italia, regresa Maximiliano Angelieri a los escenarios montevideanos esta vez acompañado por el inseparable Orlando Fernández en la guitarra, Riki Musso en la otra guitarra, Javier Depauli en el bajo, y Andrés Coutiño en la batería.

 

¿Como surge el proyecto? ¿Qué los hace Excelentes Nadadores?

A mediados del 2014 publiqué un disco en solitario, y me reuní con un grupo de amigos músicos para empezar a presentarlo en vivo. Con el tiempo, con algunos cambios de formación y nuevas canciones, el funcionamiento y la dinámica le dieron un sentido colectivo al proyecto, por lo que decidimos darle una existencia independiente de lo primero, constituyéndonos como banda, como Excelentes Nadadores. Así culminamos la grabación y postproducción de nuestro primero disco, homónimo, editado de forma independiente en junio del 2017. Desde entonces nos hemos estado presentado en vivo con constancia, con la formación estable: Francisco Izuibejeres en batería, Hernán Silva en Bajo, Karen Halty en voz y teclados, y yo, Leandro Dansilio, en voz y guitarras. Somos nadadores rudimentarios, nuestra técnica es la suficiente como para mantenernos a flote y llegar a la orilla. En caso de que alguien quisiera encontrarnos en algún tipo de mar existencial y no pudiera diferenciarnos, esa característica podría ayudarle a identificarnos.

¿Qué aportan al folk y la canción uruguaya con su propuesta musical?

No podría asegurar que estemos realizando un aporte real al folk y la canción uruguaya: Eso quizás podría recién ser evaluado con el paso del tiempo y por otras personas. Lo que sí puedo afirmar, es que nuestra propuesta está enraizada en ciertas herramientas creativas que hemos identificado tanto en el folk, norteamericano y británico, así como en la canción uruguaya, entre otra serie de géneros musicales. Más que emular directamente el resultado que han obtenido otros creadores pasados y contemporáneos, intentamos incorporar esos procedimientos que los han llevado a encontrar algo de cualquier forma conmovedor, con sustancia y algún tipo de contenido, que en el mejor caso le terminan por dar un tiempo de consideración apenas más largo que lo efímero.

Se encuentran en proceso de grabación de su nuevo disco. ¿Cómo es el proceso compositivo de los temas?

Nuestro primer disco fue publicado en junio del 2017, puede escucharse en las distintas plataformas digitales y también en edición física. Actualmente estamos culminando el proceso de grabación del próximo, que con suerte estaremos editando a mediados de este año 2019. Las canciones se han ido componiendo desde la salida de nuestro primer disco, de 12 canciones hemos terminado seleccionando 10. Comenzamos a grabarlas a comienzos del 2018, y en breve iniciaremos el proceso de mezcla. Las canciones se inician con un demo que comparto con la banda, un registro con la idea principal, la estructura musical y las letras. Luego entre todos desarrollamos el arreglo general y los particulares de cada instrumento, preparándolos para que puedan ser tocados en vivo, comenzamos a probarlos en nuestros shows y vamos ajustándolos. En el proceso de grabación y postproducción terminan de refinarse.

¿Son una banda independiente por elección? ¿Reivindican ese camino?

No sé si llegaría a ser una reivindicación, pero siempre, con este proyecto y otros, nos hemos desenvuelto de forma independiente. No hemos buscado reunirnos con sellos discográficos establecidos pero tampoco nos han buscado a nosotros, lo mismo con organizaciones estatales. Si bien nuestros gustos nos han llevado en general a admirar y aprender de músicos que se han desarrollado de forma independiente o en el contexto de pequeños sellos, también reconocemos un gran número de artistas que lo han hecho dentro de discográficas multinacionales o con apoyo estatal, aunque siempre manteniendo su integridad, su creatividad y alcance. Por lo tanto no encontramos al demonio ahí, simplemente en este momento, en el contexto actual y local, decidimos que para que nuestra propuesta siga adelante es conveniente que sea de forma independiente, más allá de tener que superar constantemente los obstáculos y dificultades que se plantean dentro de cualquier ámbito artístico de nuestro país.

¿Creen que Uruguay es un mercado que facilite la propuesta de bandas independientes a nivel nacional? ¿Han llevado su propuesta fuera del país? ¿Como ven este mismo movimiento en la región?

En general, salvo para un par de excepciones quizás, no creo que Uruguay pueda ser visto como un mercado para las propuestas musicales. En comparación con otras épocas, otras etapas de producción musical, respondiendo a un fenómeno internacional y del desarrollo de las comunicaciones, nos hemos visto favorecidos a la hora de tener acceso a una mayor cantidad de música, del mundo, pero también de la que se está produciendo acá. Quince años atrás, eran muy pocas las bandas y músicos que podían llegar a grabar sus discos, hacerlo de forma decente y difundirlos. Por distintas razones, las primeras en ser excluidas de esa posibilidad eran las propuestas más arriesgadas, más inciertas en su alcance popular, que posiblemente requirieran mayor tiempo y costo de producción y tuvieran menos capital para invertir. Actualmente, la tecnología de grabación y el conocimiento es más accesible, los que tengan el ánimo y una idea interesante pueden grabar sus propios discos, hacerlos como les plazca, con la libertad que su inspiración les brinde, y con un costo bajo pueden ponerlo al acceso de cualquiera. Esto ha ampliado infinitamente el acervo, nivelando en muchos casos cualitativamente las producciones de los principales sellos y estudios de nuestro país, con las propuestas independientes. No quita que siempre dependerá del criterio del público hacer este discernimiento, pero al menos ya no dependemos únicamente de la decisión de algún empresario o ilustrado que nos indique qué debemos escuchar, eligiendo entre dos opciones bastante deslucidas, y con suerte, como por algún error, una tercera más inspirada. Salvo una fugaz experiencia, en la que estuvimos tocando nuestras canciones en Francia, no hemos llevado nuestra propuesta al exterior. No conocemos en carne propia la situación al respecto en la región, más allá de lo que leemos en los medios o lo que colegas que viajan nos han contado. Esa transformación en las formas de comunicación por medios digitales es global, y parece tener sus repercusiones en todos los nichos artísticos, pero es difícil comparar las realidades de la producción musical, de un país como Uruguay con un mercado muy reducido o inexistente con Argentina o Brasil por ejemplo, donde existen otras reglas de juego y otras implicancias cuantitativas. De cualquier forma, parece más frecuente que músicos uruguayos lleven sus propuestas a los países cercanos de la región, y puede percibirse un mayor intercambio en ese sentido.

¿Como viene la preparación para la presentación del disco? ¿Con que se va a encontrar el público en El Chamuyo?

Nuestro próximo disco lo estaremos presentando con seguridad en el segundo semestre de este año, así que en este show estaremos haciendo canciones del primero principalmente, pero también adelantando alguna del que se viene.

¿Como surge la posibilidad de presentarse junto a Maxi Agelieri? ¿Como se acercan estas dos generaciones para este show?

Maxi volvió a radicarse recientemente en Montevideo, tras años de vivir en Roma. Fuimos puestos en conocimiento de que en diferentes medios, él había recomendado elogiosamente nuestra música. Nos pusimos en contacto para agradecerle y conocerlo, y así surgió la posibilidad de hacer esta fecha en conjunto. Exilio Psíquico, la banda que Maxi tuvo desde los 90’s en Uruguay, para nosotros era como esa tercera opción más inspirada que aparecía entre un conjunto de proyectos que fueron los principales en el resurgimiento del Rock uruguayo mediando la crisis económica. De las pocas propuestas que mostraban una mínima preocupación en elegir las palabras, las imágenes, los pensamientos, para darle forma a sus letras, y cierto ingenio a la hora de considerar la canción. La ironía, el cinismo, pero sobre todo el auto-cinismo, de no tomarse nada, ni a uno mismo, tan en serio, de encontrarle el lado absurdo a las cosas, con desencanto y algún sentido del humor. Si bien claramente pertenecemos a generaciones distintas, y nos es difícil encontrar puntos en común con gran parte, al menos del rock uruguayo que se hizo en aquella época, sobre todo el que resultó más conocido, excluyendo obviamente propuestas como las de La Hermana Menor, Buenos Muchachos o The Supersónicos, que fueron suficientemente inspiradoras para nuestra generación, hemos encontrado una gran afinidad con Maxi, que es un artista inquieto, que está indagando, investigando, renovándose constantemente, más allá de los límites generacionales.

¿Que se viene para este 2019 con el proyecto además del lanzamiento del disco?

Todo lo que implica la salida de un disco y la posibilidad de ofrecerle música nueva a la gente.


 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*