“Si nos acostumbramos a vivir sin criticar la vamos a pasar mal”. Entrevista a la banda Mal Pasar

Los argentinos de Mal Pasar se presentaron nuevamente en nuestro país el pasado sábado 14 de Julio, en el marco de una nueva edición de la Fiesta Clandestina. “La metralla del punk rock”, que viene de celebrar por lo alto sus 20 años con una gira ‘Inoxidable’ y el lanzamiento de un disco y DVD en vivo, sigue conquistando a un público uruguayo que los acompaña en cada fecha. Se vuelven a presentar en Montevideo el 17 de noviembre en Bluzz Live. En entrevista con Granizo, la banda emblema de una resistencia aún firme, conversó sobre sus 20 años de carrera y su relación con nuestro país.


Por Ginny Lupin

Vuelven a tocar a Uruguay, ¿cómo es su relación con nuestro país?

Carlos “Gaviota” Sassone (Bajo y voz): La primera vez que vinimos a Uruguay fue en diciembre de 2005… Nos sentimos muy bien recibidos, por eso siempre venimos.

Marcos “Quito” Cassettari (Guitarra): Nos une grandes amigos que tenemos acá. Nos sentimos realmente como en casa, es un lugar más nuestro.

¿Cómo se da este ida y vuelta con Trotsky Vengarán que ha llevado a que compartan escenario a ambos lados del charco?

Gaviota: La primera vez que tocamos con Trotsky allá (en Argentina) fue en el 2009. Nosotros presentábamos el disco Música Envasada e invitamos a Trotsky, no sé por medio de quién o cómo fue. Nos enamoramos a primera vista, desde ese entonces nunca dejamos de compartir escenario. Son relaciones que se dan poco entre los grupos.

Mariano “Ruso” Winitzky (Guitarra): No es que con todo el mundo nos llevemos así, somos bastante cerrados, pero con ellos tenemos una gran relación.

Gaviota: Eso también ayuda a que nosotros sigamos viniendo acá a Uruguay y tengamos una relación con la gente.

Quito: Es la comunidad de las bandas, la buena onda que se nota muchísimo.

Vienen de festejar sus 20 años con una gira que denominaron “Inoxidable”. ¿Sienten que después de dos décadas tocando su propuesta mantiene la vigencia hasta el punto de ser justamente inoxidable?

Ruso: Yo creo que estamos mejor ahora que antes. Cuanto más le damos, más perseverancia tenemos, más fuertes nos sentimos.

Quito: Como el vino, se pone añejo, se pone mejor.

Gaviota: Inoxidable viene también por el lado de esta cosa de que no se oxide y siga girando el motor. También del lado de la resistencia, seguir haciendo lo que nos gusta que es tocar música y decir lo que sentimos en las letras. Creo que pasa también por ahí. Seguimos 20 años tocando, haciendo las mismas canciones, uno va evolucionando, pero la esencia es la misma. El nombre no está mal…

Grabaron su disco en vivo con Mario Breuer (referente en sonido y producción musical, conocido por su trabajo con íconos como Sumo, Soda Stereo y Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota, entre otros). ¿Cómo es el proceso de idear el sonido que buscan lograr con una producción?

Ruso: Con Mario la primera vez que laburamos fue haciéndonos el mastering de Tiempo de Resistir, después produjo Vacaciones en el Cementerio y para grabar el vivo nos dimos el gran gusto de volver a trabajar con él.

Quito: Es mutuo también. Mario nos tiene mucho cariño a nosotros. Pegamos muy buena onda, hay buena comunión entre el grupo y él. Yo siento que es eso que tienen los grossos, de transmitir lo que saben a la gente con la que hay buena vibra. Cuando salió la idea de sacar el DVD nosotros dijimos “Mario” y él dijo “yo”.

Ruso: En cuanto al sonido, básicamente buscamos lograr lo que es la banda tocando, no hay una idea de buscar un sonido aparte. Poder reflejarlo en el álbum de la manera más fiel a la realidad.

Gaviota: Hay distintos métodos para grabar música, uno de los métodos que usa Mario, y que fue el elegido en este caso, es que la banda toque en un cuarto todos juntos.

En este marco de celebración deciden no sólo hacer un DVD registrando su show en Niceto, sino que lo convierten en un documental, con testimonios de amigos y reflexiones propias. ¿Cómo surge esa idea y por qué eligen esta modalidad?

Gaviota: Yo creo que tenemos muchos amigos; pero esa cosa que te permite hacerle un reportaje a otra persona donde el otro te dice sinceramente lo que piensa de vos. Uno quizás cuando va a tocar no lo dice porque no da el contexto, pero el documental da pie a eso. Nosotros mismos nos asombramos de la gente que forma parte del DVD, que habla sobre nosotros, es lindo. Uno se sorprende, se pone a pensar, saca la conclusión de que somos un grupo que está marcando una tendencia de resistencia, es muy politizado, quizás uno no se da cuenta, pero el DVD, todo lo que hablan los músicos o el productor se vuelca a la política y eso es porque el grupo lleva a eso. Me pone un poco nostálgico eso… También como, a pesar de todo lo que nos cuesta a nosotros como grupo independiente autogestionado, hemos hecho lo que podemos y cómo podemos organizamos las cosas. Creo que la gente lo reconoce eso.

Quito: Nos sorprendió también la cantidad de gente que quiso participar y quedó afuera por temas de tiempo de edición o grabación. También parte del documental es salir un poco de lo habitual. Muchas bandas hacen el registro del concierto del grupo y se quedan en eso. Esto era romper las estructuras normales del típico DVD de banda.

Gaviota: Tampoco se enfoca mucho en la historia de la banda, es como más actual.

Quito: Hay de todo.

 Son una banda que nunca está quieta, con varias presentaciones por mes, muchas de ellas fuera del típico circuito de capital y alrededores. ¿Qué encuentran en ese público que lo diferencia del bonaerense?

Quito: Mal Pasar es una banda que tiene muchas inquietudes y que necesita estar activa. La banda está todo el tiempo haciendo cosas; lo que se ve es una parte, la parte de los shows. Pero vas a la sala, estamos grabando temas, se está preparando un nuevo show… Siempre estamos trabajando para la banda.

Ruso: Cuando viajas la gente está muy agradecida de que vayas a tocar a su pueblo, su barrio. Después la misma gente te puede venir a ver a un show en capital, pero es distinto cuando vas allá, cerca de su casa, la gente lo agradece mucho. Esa energía también se devuelve, es un placer para nosotros.

Se definen como una banda política. ¿Cómo ven a Argentina hoy?

Quito. Todo el tiempo hablamos de eso. Comparamos algunas situaciones también, viniendo para acá todavía más. Hoy hablamos un montón de eso producto del contraste. Argentina está en una situación social realmente crítica.

Ruso: Básicamente no hay un peso.

Gaviota: Yo creo que lo peor de todo es que no ves más allá, que pueda llegar a cambiar algo. Mucha cantidad de gente esta desilusionada. Bah, desilusionada porque se ilusionaron alguna vez con este puto gobierno; pero ya caer de vuelta en el Fondo, la deuda… El tema es la ilusión de la gente, la desesperanza.

Quito: Desesperanza es la palabra.

Gaviota: El tema es que cuando no ves luz o algo que pueda llegar a cambiar un poco, una perspectiva un poquito mejor, cagaste. Porque sabes que lo que se viene el año que viene va a ser peor que este año, porque va a haber más ajustes, un quilombo importante…

Ruso: Tarde o temprano van a inventar algo nuevo, les van a poner una zanahoria adelante, la gente va a volver a caer y va a girar otra vez la rueda. Es como funciona el sistema.

Mal Pasar asume un rol activo en esta resistencia, además, claro, de comunicar un mensaje con su música…

Quito: Quizás otros artistas tienen otros compromisos.  Nosotros de alguna manera nos manejamos de forma independiente, creo que eso tiene mucho que ver. Hay artistas que por ahí les interesaría meterse y no pueden.

Gaviota: Hay una necesidad de nosotros como grupo de participar siempre y estar ahí de ese lado, nos hace bien. También hay muchas veces que decimos que no a un montón de cosas, porque no tenemos tiempo, se nos complica. Pero donde podemos estar, estamos. Yo personalmente tengo la necesidad de poder estar, participar. Ya sea con el grupo, o solo con una guitarra, que ni siquiera es mi instrumento.

¿Cómo ven la escena musical actual en comparación con épocas más doradas, de locales como Cemento, que fue semillero para bandas del estilo?

Ruso: Hoy hablábamos un poco de eso en el viaje, está bastante muerto todo. Cemento era eso, un lugar que abría las puertas a bandas. Ahora se ven pocas bandas nuevas, seguramente las hay y muchas, pero al estar tan disperso todo no hay por dónde surjan. Los productores no apuestan tampoco, van a lo seguro, a una banda que ya tiene su convocatoria. Es más fácil no tener que invertir en que se desarrollen bandas nuevas, que es lo que pasaba en Cemento, te armaban festivales.

Quito: En los 90 había muchos lugares así, no era solo Cemento.

Gaviota: Yo me quedo pensando… Nosotros venimos de la dictadura que terminó en el año 1983, en los 90 el rock tenía mucho para hablar. Venías de un montón de años de censura y entonces, si bien en los 80 había grupos, en los 90 había un montón para decir.  Vos tocabas en Cemento y nadie te pedía un mango también. Hoy en día, ¿quién le va a dar un espacio a un grupo? Ponen una banda grande y la banda chica tiene que vender entradas para tocar. Es como pasa en el fútbol, como pasa en todo, cuando está todo comercializado funciona de la misma manera.

Ruso: Si la situación económica fuera distinta, la gente iría a ver bandas porque tiene para gastar. Es un poco producto de una crisis que se viene extendiendo durante muchos años.

Quito: Quizás antes la gente decía “el viernes voy acá, el fin de semana voy allá”, pero ahora si en el mes tocan todas estas bandas, tenés que elegir  “voy a este show”. Así está toda la movida.

Hace poco lanzaron un tema, “El Zorzal”, ¿cuál fue la recepción del público? ¿Es un adelanto de lo que se viene?

Quito: Es un tema distinto, incluso hasta la forma de escribirlo.

Mariano: Es algo nuevo porque nunca habíamos sacado un single, siempre sacamos álbum. Pero a la gente le gusta, lo pide, lo canta. Ahora estamos en etapa de composición, en una parte que a mí en lo particular me encanta, ponerse a componer, ver por dónde van los temas, darles mil vueltas hasta que obtengamos un seleccionado y lo llevemos a la producción.  Se toma mucho vino… Más o menos el cálculo son 5 botellas por tema.. (risas).

Gaviota: Ya venimos laburando así desde Vacaciones en el Cementerio.

Quito: Es más, Vacaciones en el Cementerio se iba a llamar 78 corchazos. Teníamos una bolsa y cada vez que abríamos un vino lo tirábamos ahí; algunos corchos se habrán perdido claramente…  Cuando terminamos de producir sacamos la bolsa y contamos, había 78 corchos. Entonces se podría llamar tranquilamente 78 corchazos. En este disco los venimos tirando, no estamos haciendo la cuenta esa.

Gaviota: Pasa que tenemos que ponernos las pilas ahora para este disco a ver si podemos grabar.

Ruso: En un momento dijimos de grabar este año, no lo hemos discutido bien, yo no tengo apuro, para mí cuando tiene que ser, es.

Quito: Hay una realidad también: Inoxidable salió en diciembre, tiene apenas siete meses. Convengamos que no es que hace dos años no sacamos material, acaba de salir, y podes decir  “es un disco en vivo”, pero es un recontra laburo. Yo creo que la banda está bien para poder laburar este año y tener lo nuevo en marzo, abril o mayo del año que viene. Hay tiempo, hay cosas para hacer.

Bautizaron a la banda “Mal Pasar”. Después de 20 años de carrera y un montón de anécdotas que imagino guardan en la memoria del grupo, ¿Creen que hay que pasarla un poco mal para hacer buen punk?

Gaviota: Esto de “para ser punk hay que pasarla mal” en realidad no sé si es tan así. Uno para ser punk tiene que reflejar lo que le pasa y ese sentimiento que uno tiene, tratar de transmitirlo. Lo que uno verdaderamente siente, no contarle mentiras a la gente. Creo que pasa por ahí. Nosotros cantamos cosas no muy positivas y alegres porque nosotros somos críticos, porque pensamos que la música es una herramienta de transformación, por eso cantamos lo que cantamos. Mal Pasar no es un grupo negativo que canta solo canciones malas porque si, somos un grupo que critica para tratar de construir un mundo mejor. Puede ser un mal pasar, pero al fin y al cabo nos va a hacer bien a todos porque de una crítica se puede construir para delante. Si nos acostumbramos a vivir como vivimos, sin criticar y sin intentar cambiar, estamos jodidos. Ahí si la vamos a pasar mal.

 


 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*