“Somos muy exigentes con nosotros mismos”. Entrevista a Punkzer

La banda Punkzer festeja sus 10 años este viernes 14 de septiembre en Bluzz Live. Granizo.uy conversó con Santiago (Tato) y Juan Manuel (Pepe) Filgueira, los hermanos que llevan adelante el proyecto.


Entrevista de Ginny Lupin / Fotografías de Eugenia Rodríguez.

¿Cómo nace la banda?

Tato: La banda nace a fines de 2007, principios de 2008. Yo me había metido en un grupo que se desarmó, quedamos Paco (el baterista) y yo. Le planteé que quería hacer canciones y grabar un disco, me dijo que si y entró un bajista: Hernán. Estuvimos 4, 5 meses tirando cosas y no salía nada, hasta que llegó el momento en que yo dije ‘vamos a tomarlo más en serio’ y ellos dos se abrieron. Conocimos a Koala (batería), Pepe estaba tocando el bajo y se sumó. Ahí fue que se denominó Punkzer. Nos encerramos en una sala, metíamos 2/3 días por semana de ensayo. Pepe estaba aprendiendo a tocar el bajo, tocaba bien, pero estaba en ese proceso todavía; Koala no aportaba mucho y yo tenia un montón de melodías para trabajar. Empezamos con eso y creo que en 4 meses teníamos un disco.

¿Por qué el nombre Punkzer?

Tato: La elección del nombre fue muy compleja, tuvimos varios tentativos. Punkzer nos gustó mucho por como sonaba, ya de pique la palabra se asocia al tanque de guerra en la Segunda Guerra Mundial (Panzer). Nos gustaba mucho la idea de una banda de punk rock con el nombre de un tanque de guerra. Y bueno dijimos Panzer pero Punk – zer, el juego de palabras.

¿Cómo es tener una banda de hermanos? ¿Afecta su relación compartir este proyecto?

Tato: Yo siempre me tomé el proyecto demasiado en serio y Pepe en un principio no tanto, en ese momento quizás tuvimos algún desacuerdo. Pero siempre la llevamos de taco porque siempre tuvimos una relación muy linda de hermanos. Desde chicos, nos cagábamos a piñas pero en realidad siempre nos llevamos bárbaro, sobre todo cuando él pasó los 18, 19 años. Cuando arrancamos con Punzker Pepe tenía 16, pasaron un par de años de eso y mejoró mucho la relación porque empezamos a encarar el proyecto de la misma forma. A mí en lo personal me pasa que cuando pienso algo puntual lo hablo con el y siempre pensamos lo mismo, y sino el me hace entender por qué está mal lo que pienso.

Pepe: A mí me pasó en una época que para mi Punkzer era un hobby, algo que me gustaba mucho hacer; y para Tato siempre fue una pasión. Me lo fue pegando de a poco hasta que hoy ya estoy mucho más en la tónica de él. Nos llevamos bastante bien, de chicos teníamos nuestras cosas como todo hermano, pero Punkzer nos unió mas.

En estos años sufrieron varios cambios en su formación…

Tato: En batería el proyecto inició con Paco pero Paco no figura en Punkzer. La primer canción fue de Koala y el segundo batero fue Joaco (Joaquín Bianco) que está hasta hoy. En guitarra si hubo mas cambios: pasamos de trío a integrar otro guitarrista que fue el Grano, se fue Grano, entró el Guri (Gerardo Daghero), se fue el Guri, volvió el Grano. En el medio estuvo Maxi que se fue por viaje y ahora volvió Guri. La mayoría de las veces fue por circunstancias, no por problemas. En la mayoría de las bandas pasa que los miembros se van por quilombos en la interna. Acá no, las amistades siguen, Grano es el padrino de mi hija, tenemos tremenda relación.

¿Cómo influyen esos cambios en la dinámica de la banda?

Tato: Hasta ahora lo que ha pasado es que los discos los hicimos entre los que estamos. Abstinencia lo hicimos con Pepe y Koala. Made In China con Pepe, Koala y Grano. Y el 10:10 lo hicimos con Pepe y Joaco. Nosotros dos estamos siempre, no ha cambiado mucho. La suma de Joaco, al escuchar también otro tipo de bandas (de punk rock o no), a dado aportes interesantes. Lo que es el proceso de composición, yo generalmente traigo en mi cabeza ya una idea y se trabaja a partir de esto. Este (en referencia al nuevo material) es el primer disco donde surgieron temas de la nada, de estar en un ensayo y decir  “a ver, tirá esto…”.

Su último disco 10:10 marcó un punto clave de su carrera, con una muy buena recepción del público, shows acá y en Argentina, una nominación a los Premios Graffiti. ¿Cómo lo vivieron?

Tato: Estuvo buenísimo. Igual lo que se ve de afuera no es lo mismo que vivirlo de adentro. Yo seguí con mi vida normal, pero te empieza a pasar de estar en la calle o un lugar y que alguien te salude sin saber quién es. De los tres discos, con Abstinencia tengo un amor platónico porque es un disco donde descargué muchas cosas mías de adentro. Made In China me dejó con la sangre en el ojo porque no logramos lo que teníamos en mente. Y 10:10 es el bebé virtuoso, el hijo preferido.

Pepe: Veníamos también con la experiencia de haber grabado otra cosa y sabíamos mas lo que estábamos buscando.

Están trabajando en un nuevo disco, ¿en que etapa del proceso se encuentran? ¿Les resulta difícil crear el sucesor de un producto tan exitoso como 10:10?

Pepe: Estamos en detalles. Ya tenemos la lista de canciones, estamos puliendo cosas; pero la idea es grabar ahora, dentro de un mes y medio aproximadamente. Y ahí todo el proceso es largo,  pero nos tiene recontra animados

Tato: Vemos tremendo potencial en el disco. Por otro lado lo que nos pasa es que hay determinados tracks que están de puta madre y te dan para adelante porque decís: si lo último pegó así, lo que viene, o pega más o pega lo mismo.

Pepe: Estamos siguiendo el tipo de proceso que hacemos siempre. Nosotros vamos armando las canciones y nos ha pasado en algún disco que tenemos un proyecto de canción y queda afuera porque no nos convence, nos guiamos mucho por nuestro instinto, por escucharlo nosotros y tratar de verlo de afuera. Y con este disco viene pasando lo mismo que con 10:10.

Tato: La presión del nuevo proyecto fue un planteo que nos hicimos en un momento, tal cual lo que decís. Pero para mi la banda es como la hija más grande que tengo. Tengo a Zoe que tiene 7 y a la banda que cumple 10. Así lo siento. Le estoy poniendo todo el amor que puedo, espero que salga lo mejor posible. Dando un ejemplo de una de mis bandas preferidas, Green Day: superar un Dookie es difícil, aunque lo que vino después de Dookie no es mejor pero es distinto y está espectacular.

¿Escuchan Punkzer? ¿Son seguidores de su propio trabajo?

Tato: A mí me pasa, escucho pila la banda. Tengo amigos que me preguntan: “¿no te resulta raro escucharte a vos mismo?” pero para mí no es escucharme a mí mismo. Lo escucho como las otras bandas que escucho. Los vídeos choca un poco más.

Pepe: A mi los vídeos me chocan.

Tato: Yo me miro sin remera ahí haciéndome el coso y me choca, no soy así yo. Pero escucharme me gusta. Creo que sirve para aprender de uno mismo, de tus cosas, de tus errores. Creo que por eso las bandas van mejorando a través de cada disco que sacan.

Pepe: Somos muy exigentes con nosotros mismos, en detalles chicos. Eso también se gana en base a escucharte, darte cuenta de lo que te gusta y lo que no, cambiar en base a eso.

Han compartido escenario con Trotsky Vengarán en reiteradas oportunidades, ¿cómo surge ese vínculo?

Tato: Nuestro manager que era la Momia (Federico Capra), nos planteó que Cuico Perazzo (baterista en Trotsky Vengaran) estaba interesado en producir un disco. Le dijimos que si, laburamos el disco y se grabó lo que fue Made In China. No logramos lo que quisimos con el disco, no por Cuico, sino porque nos quedamos sin horas en el estudio y no pudimos terminarlo. Pero ahí arrancó la relación. Después nos invitaron a tocar en el Florencio Sanchez y metimos onda, pero más con Cuico que con los demás. Hace un par de años, un año y pico se dio que Joako estuviera grabándole el disco a una banda paralela que tienen (Agente 86),  yo metí coros para ese disco y sin querer nos empezamos a acercar; compartimos un backstage, comimos juntos, tomamos algo, después quedamos en hacer un asado por fuera. Y empezamos a entrar en la intima, a hablar por whatsapp. Yo me acuerdo de chico escuchar Trotsky y para mi estaban allá arriba. De una etapa de mi vida a ahora que son más amigos que otra cosa, por lo menos buenos colegas de la música, se perdió esa distancia. Grano (bajista en Trotsky Vengarán) metió también para generar ese vínculo, el te dice que no igual.

Pepe: Es lo que te da llegada a otro publico también, estos intercambios.

Tato: Yo voy a quebrar una lanza porque me acuerdo, el que hizo el acercamiento final fue Guillermo Peluffo; fue un día a Bluzz expresamente a vernos y cuando terminamos de tocar se acercó, nos saludó, nos recontra felicitó y nos invitó a una fecha. Igual yo creo que debe ser difícil tener años tocando y tener que elegir una banda de guachos para invitar a compartir escenario.

Tienen un público muy fiel y entusiasta, ¿cómo es su relación con ellos?

Tato: A mi me gusta, dentro de la medida de lo posible, intentar acercarme y agradecerles.  A veces es difícil, estás en un show y hay pila de gente, que está buenísimo, pero yo trato siempre de acercarme. Mas allá de toda la mano que nos dan pagando una entrada, yendo a vernos, siguiéndonos, compartiendo las cosas, eso le da vida a la banda. Los seguidores de Punkzer son re fieles. Todavía no descubrimos qué es, dos por tres hablamos de eso, ¿qué es lo que lo genera? ¿Son las melodías?. No se qué es pero me doy cuenta de que pasa. En Argentina por ejemplo, Salón Pueyrredón, salimos tocar y había un montón de gente que se acercó a vernos.

10 años es mucho para una banda ‘under’ en Uruguay, ¿cómo se logra conservar un lugar en la movida local?

Pepe: La permanencia en gran parte es persistencia. Nosotros al ser escuchas de nuestra propia banda y ser  siempre cercanos con la gente, les preguntamos que le gusta y que no. Eso ayuda a que siempre le tuviéramos fe al proyecto.

Tato: Cualquiera de nosotros tenemos la “humildad”, o como se diga. Nos llega un mensaje a Instagram o Facebook y sea quien sea le contestamos. A mi me ha pasado de escribirle a bandas por equis circunstancia y no te contestan. Yo tengo el pensamiento personal que, sin importar lo que llegue a ser Punkzer, voy a tener 50/60 años y mientras el cuerpo me lo permita voy a seguir yendo a salas, ensayando y haciendo canciones. Independientemente de si llenamos un estadio o seguimos tocando en Bluzz o no tocamos mas. Es un tema de pasión. Soy como esa gente que juega al football 5 y no les importa si llegan a jugar en el estadio Centenario. Me gustaría que nos fuera super bien, lógicamente, pero si no pasa no me va a hacer dejarlo. Sin esa pasión tenes a las personas que hacen intentos de un proyecto y no duran 6 meses.

Haciendo una puesta a punto luego de una década de trayectoria, ¿cuáles son los objetivos de Punkzer a futuro?

Tato: El objetivo es crecer.  A mi me gustaría de acá a unos años estar haciendo shows un poco mas grandes, fidelizando más al público y más público. Eso depende un poco de la difusión del material nuevo y que guste o no. Los gustos son algo muy personal y nosotros no hacemos para gustar, hacemos lo que nos gusta. Fundamentalmente el objetivo es seguir haciendo música.

Pepe: Algo que nos pasa siempre es que a medida que vas creciendo cada vez tenes menos la presión del ‘¿va a ir gente?’. Seguimos poniéndonos igual de nerviosos pero no es lo mismo al tener otra base, y que esa base vaya creciendo nos permite dedicarnos mas estrictamente a lo musical. Por otro lado nosotros cuando vemos alguien con una remera de la banda, ni hablar de un tatuaje, nos emocionamos muchísimo.

Tato: Yo un día iba un ómnibus, se me sienta al lado una chiquilina y me dice: ‘¿Vos sos tato? Te juro que nunca me pasó algo así, tener al cantante de la banda que más me gusta del país al lado mio’. Y yo no entendía de que me hablaba, voy a laburar en el ómnibus, ¡ me lo tomo todos los días!. Me dejo algo re lindo eso, me puse en el lugar del otro. Empezás a ver lo que somos para alguien, lo que generas en una persona. Es increíble.

¿Con quién les gustaría compartir escenario?

Pepe: No tenemos ni que decirlo: Green Day.

Tato: Green Day y Foo Fighters. Para mostrarle a Dave Grohl que yo también puedo tocar un tema en cada instrumento. (risas) De acá  hay bandas que me intrigan, me gustaría conocer la interna para ver como funcionan y aprender; ver como manejan determinadas cosas. Me gustaría abrir un show para No Te Va Gustar, por ejemplo. Es una banda que personalmente no me vuela la cabeza, tienen lindas canciones pero no es mi palo, a mi me gusta la música mas rota. Pero la forma en que laburan, la puesta en escenario; me encantaría ver como funciona eso.

Pepe: Pasa que es a lo que podes apuntar acá después de haber tocado con Trotsky. Sino tenes que ir a Argentina y pensar en Attaque 77 por ejemplo.

Tato: Eso me gustaría. Attaque 77. Nosotros tuvimos la oportunidad de tocar con ellos pero se atrasó todo y al final no se pudo.

En una era donde la difusión de música va de la mano de Internet, ¿qué importancia le dan a las redes?

Tato: Antes se usaba pegar afiches en la calle y era mucho mas lejana la relación público/banda. Las redes acercaron mucho, podemos mostrar mas intimidades de la banda; un ensayo lo podes filmar y subir una historia, hacer un vivo. Le damos bastante bola a las redes, incluso hablamos bastante del tema. Vemos las estadísticas que nos tira la pagina. Están creciendo los seguidores, los me gusta, los vistos de las historias. Es un pilar de la banda. Incluso estamos usando hace un tiempo las pautas publicitarias, del fondito de la banda destinamos lo mismo que gastabas en afiches antes, en una publicidad en redes.

Festejan sus 10 años este 14 de Septiembre en Bluzz Live, ¿cómo se preparan para el show? ¿Qué nos pueden adelantar?

Tato:  A mí en lo personal me pasa que desde la primera vez que toqué en vivo hasta ahora sigo sintiendo los mismos nervios previos. El primer toque de Punkzer fue en un ring de boxeo con El Último De Los Ramones. Eramos 15 personas, entre músicos y todo; tocamos canciones del Abstinencia y un par de covers. Y esos mismos nervios son los que siento hasta el día de hoy, antes de subir estoy nervioso, me duele el estomago. Pero estamos ensayando pila. Vamos a presentar por lo menos dos temas nuevos. Queremos mostrar un poco para que se den cuenta que el disco no es cuento, porque hace un año ya que estamos trabajando. Pasa que yo prefiero grabar el disco cuando estoy convencido, antes que apurarme y grabar cosas de las que no estoy seguro. Es algo que grabas una vez en la vida y queda para siempre.

Pepe: Yo no me guio mucho por la reacción del público cuando presentas una canción que nunca escucharon, por detrás si lo consultamos después del toque. En la última fecha presentamos un tema del disco nuevo y después íbamos preguntándole a la gente, porque era un tema justo hardcore y esperábamos mucho más agite, pero hablando la gente nos decía que no querían agitar, querían escucharlo justamente.

Tato: Igual en Punkzer pasa mucho eso, la gente se cuelga a escuchar la canción y mirar el show mas que hacer tremendo quilombo. Hay canciones puntuales donde se arma rollo. Pero es lógico que con temas nuevos no pase, un tema te genera saltar y ese desborde de emoción cuando ya lo conoces, lo asocias con cosas: una ruptura con un novio, una situación en la vida. Esperamos que al público le encante lo nuevo. También vamos a tener varios invitados especiales durante el show.

Punkzer festeja sus 10 años este Viernes 14 de Septiembre a las 22hrs en Bluzz Live. Banda invitada: Los Chanchos Salvajes. Entradas anticipadas a la venta por RedTickets y en boletería el día del show.


 

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*