Breve informe sobre Garello

Por Ramón González


Es el más trascendente de los arregladores surgidos y consolidados en los años recientes, en una orientación abierta fuera de la absorbente inventiva de Astor Piazzolla. Artista de formación musical escolástica y de pausada y firme evolución personal. Tanguisticamente educado junto a Aníbal Troilo -como orquestador, bandoneonista, y admirador de éste- reanuda en estilo de escritura y también de dirección- raíces que se nutren en toda la hondura y belleza creadas por Argentino Galván y por Alfredo Gobbi, hasta decantarlas en una <manera> propia, de proyecciones todavía insospechadas. En su sensibilidad se amalgaman, sin sometimiento al pasado ni a los grandes moldes de la música contemporánea, giros rítmicos, melódicos y armónicos del universo pampeano, con otros en los que se advierte su insobornable ubicación de creador de nuestro tiempo. Ha logrado además hacer prevalecer sus convicciones y su música por igual, y con ejemplar modestia, en su trabajo de acompañamiento de cantables, como en los de carácter absolutamente instrumental, afirmándose, a la par, y gradualmente como bandoneonista solista fino, decidor y temperamental y como compositor de temas hermosos.

Horacio Ferrer

A través del tiempo, con su presencia, el tango contemporáneo logró exhibir uno de los más importantes aportes en lo que se considera la promoción de músicos “post Piazzolla”.

Héctor Negro

Raúl Garello, nació en la ciudad de Chacabuco, provincia de Buenos Aires, el día 3 de enero de 1936. En su ciudad integró varios conjuntos musicales locales antes de trasladarse a Buenos Aires, donde de inmediato se vinculó con la Orquesta Estable de Radio Belgrano, y allí conoció a Leopoldo Federico por quien, en 1954, ingresa al cuarteto de Roberto Firpo (h).

Estuvo en diferentes agrupaciones de acompañamiento de prestigiosos cantores (por ejemplo, junto a los bandoneonistas Alfredo De Franco y Osvaldo Piro, participó en un conjunto para acompañar a Alberto Morán y luego dirigió la orquesta a nombre de dicho cantor). Grabó con Roberto Pansera y afines de 1958 lo encontramos en filas de Horacio Salgán. Mientra permanece en esta orquesta estudia armonía con el maestro Juan Schultis. Más adelante estudia fuga y contrapunto con el maestro Pedro Rubione y completará sus estudios con composición, escritura coral y canto gregoriano.

En 1961, ingresa a la orquesta de Aníbal Troilo permaneciendo hasta el final de la misma (1975). Sin lugar a dudas esta etapa le ayudó para afirmar su personalidad y establecer su estilo.

Después vendrían sus trabajos como arreglador:

Osvaldo Berlingieri, siendo aún pianista de Troilo, formó un trío con otros compañeros de la Orquesta, al que poco tiempo después ingresa el bandoneonista Ernesto Baffa en sustitución del integrante inicial (Alberto García, que emprendió una extensa gira por el exterior).

El rubro Baffa-Berlingieri, se convierte luego en una importante orquesta en la cual también toca Garello y es además el arreglador de casi todo el repertorio del conjunto. El primer arreglo fue para el tango La guiñada (Agustín Bardi), en el año 1966.

Me contó el propio Garello, que cuando la Orquesta Baffa-Berlingieri, grabó el tango de Enrique Mario Francini y Homero Expósito, titulado Ese muchacho Troilo, cantado por Roberto Goyeneche, Berlingieri le llevó el disco al gordo, quien después de escucharlo detenidamente, preguntó…¿de quien es el arreglo?

Y al día siguiente… le propuso a Garello que fuera su arreglador.

Su primer trabajo para Troilo fue para el tango Los mareados, que se grabó en 1967(RCA Victor, AVL 3775, 10/08/967. Toma de sonido Nº 7023)

A partir de ese momento prosiguió con esta tarea hasta 1975, a excepción de las sobras de Julián Plaza, cuyos arreglos siguieron a su cargo, escribió todo el repertorio de la Orquesta completando más de 30 arreglos.

Él ha expresado en alguna oportunidad que más bien se consideraba instrumentador ya que el auténtico arreglador era Pichuco dado que aprobaba o rechazaba lo que él escribía.

Cabe destacar que también escribió para Leopoldo Federico y antes, lo había hecho para Enrique Mario Francini.

Mientras trabajaba con Troilo brida su colaboración, como director y arreglador, en actuaciones y grabaciones, a notorios intérpretes solistas como Roberto Goyeneche, Susana Rinaldi, Rubén Juárez, Roberto Rufino, Eladia Blázquez, Edmundo Rivero, Floreal Ruiz, Chico Novarro, entre otros.

“Baffa-Berlingieri” deriva en la Orquesta Típica Porteña, comandada por Garello y Berlingieri y en 1974 se presenta con su propio Sexteto en  el local “El viejo almacén”, propiedad de Edmundo Rivero. Poco tiempo después consolida su propia Orquesta.

En 1977 realiza una serie de cuatro discos instrumentales, con su orquesta ampliada (27 músicos), donde dio a conocer su obra como compositor: Che Buenos Aires, ya estrenado y grabado en 1969 por la orquesta de Troilo Verdenuevo Margarita de agosto Muñeca de marzo Pequeña Martina Bien al mango, Vaciar la copa Aves del mismo plumaje Che Pichín , Pasajeros del tiempo y otros.

Su inspiración compositiva, creó además numerosas obras cantables, algunas con letra de su hermano Rubén, entre las que se encuentran Eras tu y era yo, Este bandoneón, Llevo tu misterio, Buenos Aires conoce, Dice una guitarra…Junto al poeta Héctor Negro, compuso Tiempo de tranvías.

Estos tangos estuvieron en el repertorio y fueron grabados indistintamente por Rubén Juárez, Roberto Rufino, Floreal Ruiz, Roberto Goyeneche, casi siempre con arreglos y dirección del autor de la música. Dice una guitarra demás, fue grabado por Osvaldo Piro y su orquesta, Tiempo de tranvías por Osvaldo Pugliese, por citar algunos de sus registros.

1980, marca un logro por el que Garello luchó incansablemente:

La concreción de la Orquesta del Tango de la Ciudad de Bs. As., que debuta el 2 de febrero de ese año y en la cual tuvo activa participación nuestro compatriota Gustavo Nocetti.

Desde el comienzo fue co-director de esta orquesta, compartiendo la tarea con orto grande: El maestro Carlos García; ante el fallecimiento de éste, se han incorporado otros directores como ser los maestros Néstor Marconi y Juan Carlos Cuacci, pero… Garello, siguió al firme.

De agosto del 87 a febrero del 88 Garello y Horacio Ferrer escriben las obras que conformarían el álbum “Viva el tango”, graban y junto a su orquesta, Horacio Ferrer y el cantor Gustavo Nocetti, inician una serie de actuaciones que comprenden  Buenos Aires, Montevideo, Ámsterdam. La Haya y diversas ciudades de Turquía.

En 1988, participa con su orquesta en el film “Tango for two” del director cinematográfico Héctor Olivera y el 9 de julio de 1990, la orquesta  actúa  en el Teatro Colón de Buenos Aires, lo que para Garello era una ansiada meta.

Por esa época efectúa una serie de arreglos de obras de Gardel y Le Pera para gran orquesta, dos bandoneones y piano, presentando este trabajo en Francia con orquesta filarmónica europea y dando lugar a la grabación de un CD. Dicha actuación se repite luego en la ciudad alemana de Dresden con la filarmónica local

Entre su importante discografía,  vale la pena destacar  el CD de homenaje a Woody Allen realizado junto a Horacio Ferrer con los cantables de Gustavo Nocetti.

Recibió un Premio Konex por su trayectoria como autor de tango y como director de orquesta típica, en los años 1985,1995 y 2005.

Mario Safier, entiende que “la música y el estilo de Raúl Garello se identifican plenamente con el Buenos Aires actual; con un sonido personal, su riqueza armónica y una envolvente belleza estética. Su éxito tiene correspondencia con el espíritu y concepción de sus obras, el tratamiento que proponen sus arreglos instrumentales y su criterio en la selección del repertorio. Defiende la concepción de que el Tango es un largo devenir evolucionista con más de cien años de historia. Y por supuesto, mantiene el espíritu troiliano del cual jamás renegó y adhiere fervientemente, a tal punto de reconocer públicamente que su ascendente trayectoria no hubiera sido posible sin los años transcurridos junto a Pichuco”.

A modo de resumen, entiendo que la propuesta de Garello es representativa

de un estilo actual de tango. Conforma un repertorio con buena parte de obra propia y varios clásicos del género, en versiones que llevan su firma en los arreglos.

Es el discípulo más adelantado de Troilo, especialmente en lo que se refiere al acompañamiento de obras cantadas.

Incluye percusión en sus formaciones y retoma la utilización de la flauta, instrumento que se empleaba en los primeros conjuntos de tango. Sus agrupaciones  (Orquesta, Septimino, Sexteto) tienen buena musicalidad, fuerza, expresión tanguera y un colorido tímbrico que resulta inconfundible.

Hay nombres cuya sola mención refieren a la historia grande del tango. El de Raúl Garello es uno de ellos. Creo interesante finalizar con alguna de sus expresiones:

El material que está dentro del tango tiene una profundidad que invita a que los arreglistas desarrollen sus ideas. Lo mismo que el jazz, es una música que viene de las calles y que se fue cimentando durante generaciones. Siempre surge alguien con una novedad. Aunque no sea fácil, porque algunas composiciones y algunos arreglos hechos en los años cincuenta no fueron superados. Ya tenían un desarrollo y un vuelo; no se volvió a dar una excelencia musical como ésa”

El músico, compositor, arreglador y director Raúl Garello, falleció el 29 de setiembre de 2016.


Fuentes: Mario Safier- todotango.com//Mauro Apicella- “La Nación”, 20 de marzo de 2015

Tanguedia es una publicación cultural de Tango y Ciudad del Río de la Plata / Segunda época.

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*