“El tango es mi pasión y el amor de mi vida”. Con Luciano Gallardo, que se presenta en el Festival Tango Vivo

Del 9 al 17 de noviembre se está llevando adelante una nueva edición del Festival TANGOvivo en distintas locaciones de Montevideo. Este miércoles 14 se presenta Luciano Gallardo junto a la N.O.S. Orquesta de Señoritas. Será a las 20:30 horas en la Sala Nelly Goitiño. Estarán sobre el escenario Lucía Acuña, Natalia Melonio, Clarise Prince y Estela Magnone como invitada especial.


Entrevista de Mauricio Rodríguez

(Realizado con el apoyo del Fondo Nacional de la Música. www.fonam.org.uy) (*)

Desde sus comienzos el Festival ha procurado una diversidad en el perfil y en los contenidos artísticos, tal como se manifiesta en la grilla del presente año. Considerando al Tango como una de las marcas más importantes del mundo y teniendo su orígen y desarrollo en el entorno del Río de la Plata, nos provoca convocar en su nombre a diversos músicos y estilos musicales. Entre los invitados figuran:  Sebastián Custiel + Chato Arismendi & Los Reja Omar Correa & Verónica Lagomarsino + DJ Gerardo Los Cigarros con Nicolás Ibarburu, Tití Fontes y Ney Peraza “Nuevas tendencias del tango” + Lilí Gardés (arg) + Los Chafis Panki Breventano & La Walter Banda + Mirta Alvarez (arg).

La N.O.S. Orquesta de Señoritas es una agrupación musical compuesta por cinco instrumentistas uruguayas quienes comparten una visceral pasión: el tango y más tango de orquesta y su evolución estilística a lo largo de la historia, desde su creación hasta nuestros días. Propone un amplio abanico interpretativo, de repertorio variado y complejo, pero con un aire fresco y descontracturado. Sus integrantes son: Lucía Acuña (guitarra, Dirección y arreglos), Mariana Airaudo (piano), Serrana Ferreira (violín), Abril Farolini (bandoneón), Virginia Alvarez (contrabajo). Las voces invitadas son: Natalia Melonio y Clarisa Prince. Participación Especial: Estela Magnone. Se presentan por primera vez ante el público. En Uruguay hay antecedentes de varias formaciones orquestales integradas por mujeres como la Orquesta Típica Femenina de las hermanas Traverso (década del 50) y la Orquesta de Señoritas del café Palace de las hermanas Goñi, Lolita Parente y Teresita Añon (década del 30), y las formaciones bajo la dirección del Maestro Ruben De Lapuente. Lucía Acuña es guitarrista y Asistente de Dirección del Maestro Raúl Jaurena en la Orquesta Destaoriya. Luciano Gallardo es músico (guitarra, bandoneón), modelo, actor y director musical de premiadas obras teatrales Ambos son arregladores de N.O.S. Orquesta de Señoritas

¿En qué momento te encuentra a vos particularmente este festival Tango Vivo?

A mí particularmente me encuentra motivadísimo, porque estoy como reencontrándome con Montevideo después de un año y algo en Europa. Toqué por Francia, Portugal, Suecia, Inglaterra, etc. Pero extrañé mucho, entonces me encuentra motivadísimo con ganas de hacer un espectáculo grande y asumir proyectos también de acá  a mediano plazo. Que tengan que ver con el tango, que es mi pasión y el amor de mi vida.

¿Cómo es el tango en esos lugares? Tenemos una idea romántica de que lo ven con buenos ojos …

Está prefecto eso de la idea romántica porque es así. Se percibe, te diré que en algunos lugares, y no sé si decirte sobrevalorado. Pero tiene un potencial muy fuerte. Lo que sí hay que hacer una salvedad es que en el mundo, en realidad para Europa, el tango es argentino. Pasa que los argentinos han hecho una campaña de tango marca país, un marketing fantástico. A nosotros nos identifican más por el fútbol, por Mujica, un poco lo que hablaba la ministra en la presentación del evento “Tango vivo”. En Viena me pasó muchas veces de estar tocando tango y que un austríaco me dijera “¿vos no sos uruguayo?”. Yo le dije que sí y me dice “¿y que hacés tocando tango?” (Risas) Es muy fuerte. A raíz de eso, que fue la primera vez que estuve en Viena, formulé un proyecto que tuve el apoyo del Ministerio de Relaciones Exteriores, que se llamó Procadi, que era un producto de contenido artístico histórico didáctico integral. Lo hicimos con Carmen Morán en Inglaterra, en Londres puntualmente, en Estocolmo y en Viena. Funcionó. Y fue también la manera que nosotros tuvimos para contarle al mundo que el tango también es uruguayo. Ahí reunimos un anecdotario desde los orígenes del tango, incluso desde la palabra etimológicamente hablando, la progresión y el desarrollo musical, las influencias que tuvo, cómo se instala en los puertos, cómo después de triunfar en París pasa a los salones, después de que en Europa lo aceptan. Contando también que La Cumparsita es uruguaya, quién era Mattos Rodríguez, bajo qué circunstancias la hizo. Pasa además que, por lo menos en los países que yo visité, en un 80 por ciento está ligado a la danza. No es muy común el tema del canto. Y ya de las orquestas grandes tampoco. Hay muchísimas milongas en Viena, en Estocolmo, en París ni que hablar. En Londres hay más de cincuenta milongas, muchas son de uruguayos. Vos buscá bien que siempre hay un uruguayo (Risas).

¿Cómo es tu vínculo con la Orquesta de señoritas?

Hace como tres o cuatro años que Lucía Acuña, que es la directora, me propuso formarla. Y estuvimos postergándolo por una cosa o por otra, pero éste año ya nos pusimos las pilas con eso. Me pidió que colaborara con los arreglos y la producción y lo adopté como propio. Ella se encargó de reunir a los músicos que le pareció más apropiadas. Tenemos una bandoneonista que tiene diecisiete años, una genia. Y el resto de las chiquilinas también son figuras. En realidad, fue más una tarea de Lucía todo el armado. Yo colaboro en la parte de los arreglos, de producción. La idea es hacer evolucionar, darle una vuelta más al engranaje, entonces ahora en ésta presentación del 14 tendremos como un concepto más tradicionalista y tocaremos más a tierra las cosas. Mi idea a trabajar en esta orquesta tiene que ver con arreglos nuevos, tangos nuevos. Yo estoy componiendo algunos y hay otros de otros colegas también. La idea es agregar material nuevo porque está todo bien pero me parece que le hace falta material nuevo. Ya el taita que cachetea a la mujer no estaría funcionando (Risas).

¿Cómo hacés los arreglos, cómo es el proceso de trabajo en sí?

Cuando armamos el repertorio Lucía me trajo un boceto , yo agregué alguno, negociamos alguno, tuve que ceder en alguno (Risas). Pero después en el laburo de los arreglos trabajamos por partes, una vez que tenemos la armonía empezamos a trabajar en cada uno de los instrumentos. En este espectáculo la Orquestita va a acompañar a tres cantantes , Estela Magnone, María Noel Melognio y Clarisa Prins, y esos son tangos con arreglos que ya estén hechos. Los hicimos nosotros. A mí me gusta ser muy meticuloso, justo estas tres cantantes yo las conozco, y entonces sé cómo cantan. Buscar, por ejemplo, las voces que van simultáneas al canto, que se van articulando con la melodía, y que tengan también el mismo concepto que el texto. Lo que para mí es un principio no solo para componer sino para hacer un arreglo uno para acompañarse.

¿Hay alumnos o jóvenes que empiecen a entusiasmarse con el bandoneón o es algo rara avis?

Yo creo que sí, aunque menos del uno por ciento seguro. También es un instrumento inaccesible porque cualquier bandoneón por más barato que sea menos de dos mil dólares no sale. Hay quienes tienen bandoneones que valen ocho mil o diez mil dólares. Son obras de arte, te da miedo tocarlas (Risas).

¿Cuál va a ser la propuesta que se va a mostrar este 14 en tu parte como telonero?

El espectáculo se va a dividir en dos partes: una en la que yo voy a tocar algunos temas con el bandoneón, algunos con la guitarra y tal vez alguno con el piano… Hay una sorpresa con un pianista que viene que llegó hace pocos días a Uruguay, Martín Moreto, que es un pianista egresado de la Escuela Destaoriya, que ahora tocó con Jaurena en el Sodre, en el Ensamble. Es un pianista muy joven. Esa parte va a ser como telonear para que la Orquesta de Señoritas, que es la vedette de la noche, haga su show. Yo haré algunos temas, me gusta mucho “Mi bandoneón y yo”, y algunos temas a dúo con Lucía Acuña que además de ser la directora de la orquesta es concertista de guitarra clásica. Hay un espectáculo que tenemos  de dúos de tango y folclore, entonces vamos a hacer alguno de ahí. Va a ser un salpicón porque en realidad ahí no hay una línea como en otros espectáculos, donde a mí me gusta llevar un hilo conductor. Acá no, elegí temas que me gustaban y para mostrar otro tipo de arreglo, sobre todo de tiempos sueltos. En la orquesta siempre está el pulso, y el bandoneón te permite, cuando uno se está acompañando, llevar otro tipo de armonía. Y eso es muy disfrutable.


 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*