Setiembre, mes de Lágrima Ríos


Escribe César Jones Mazaite

(Realizado con el apoyo del Fondo Nacional de la Música. www.fonam.org.uy) (*)

Cantar para mi es una necesidad del espíritu, porque considero que cantando brindo en las letras que interpreto muchas veces, parte de mi vida, sucesos o hechos que han pasado o que están pasando”.

Así se expresaba Lágrima en un reportaje (titulado “Es morena y canta”) que le hiciera en 1973, Alberto M. Consiglio, para la publicación argentina “Jazzband”, de la cual era el responsable.

Había nacido en la capital duraznense el 26 de setiembre de 1924 –este año se cumplen pues, 94 años del nacimiento de la “Dama del Candombe”- bautizada como Lida Melba Benavídez Tabárez, y poco tiempo después llegaba a la capital en brazos de mamá, para afincarse en el Barrio Sur. Su entrañable compañero de vida -Paco Gude- nos informó que entre los inolvidables recuerdos de su niñez, estaba la imagen del “tacuaremboense inmortal” Carlos Gardel, cuando en 1928 se apersonó al inquilinato donde con su madre vivía. Su verdadero debut artístico aconteció en 1942, en los múltiples escenarios montevideanos al aire libre -llamados “recreos”- donde familias se reunían para almorzar, merendar o cenar, y escuchar música en vivo, que en el caso de nuestra evocada, su repertorio ya estaba integrado por temas folclóricos, guarañas, boleros y algún incipiente tango de época. Cuatro años más tarde en Carnaval, integra “Miscelánea Negra”, conjunto que obtiene el primer premio en su categoría; luego “Añoranzas Negras” y la recién formada “Morenada”, en la que se lucían también Carlos “Pirulo” Albín,   Martha  Gularte y el jóven  Ruben Rada. A continuación, forma parte de la “Cruzada Gaucha”, recorriendo pueblos de nuestro territorio y también de Argentina. Consideramos que el espaldarazo inicial trascendente, lo obtuvo cuando en 1950, Alberto Mastra la incluye en su famoso trío que integraba con Alejandro De Luca, sustituyendo a Josefina Barroso. Y recordemos que Mastra ya se perfilaba como figura artística, habiendo compuesto en 1933 “el primer candombe oriental que sintió Buenos Aires”: el “Candombe Federal”, que en 1938 grabaron Dante y Noda. Aquel Trío Mastra con Lágrima Ríos -bautizada así por el propio Mastra- grabó el 20 de octubre de 1952, en el sello nacional Sondor (78rpm y 25cm, No. 5240) el candombe “Que no me voy” y el bellísimo bolero, creado el año anterior: “No la quiero más”, ambas composiciones de la autoría de Mastra. Valiéndonos de un completísimo informe inédito escrito por Paco Gude acerca de los acontecimientos importantes de la trayectoria de Lágrima, nos enteramos que en 1956, resultó la triunfadora de un Concurso a nivel nacional, cantando tangos, que en su última jornada interpretó “Sin lágrimas” de Charlo y José María Contursi. Como corolario del triunfo pasa a integrar, como cantante, el sexteto de Orosmán Fernández. A partir de entonces, también  es figura en locales nocturnos, por ejemplo: “Teluria”, -Cuareim y 18 de Julio-, compartiendo cartel con las mejores figuras rioplatenses.

Llegamos a 1960, año clave en la trayectoria inicial de Lágrima, cuando se constituye en la voz femenina del grupo vocal a capella: “Brindis de Sala”, constituído además, por los hermanos Benito y Raúl Ramos, Luis Alberto Gómez y Juan Píriz “Sequeira” –padre de Miguel “Flasch” que, como boxeador, se consagró campeón uruguayo profesional del peso liviano (derrotando nada menos que al “Siki” Eulogio Caballero). “Brindis de Sala” realizó también varias grabaciones de discos. Recordemos que en la década del 50, Alberto Castillo incluyó a los citados, en la cuerda de tambores uruguayos que acompañó a su orquesta típica en Argentina y en los recordados bailes del carnaval montevideano. ¡Cómo olvidar, los bailes de mascaritas del Palacio Peñarol…!  También los Rodríguez Andrade integraron aquella cuerda. Tal vez Castillo se inspiró en la tempranera inclusión de tambores en la orquesta de Sebastián Piana en Buenos Aires -incluídos en alguna grabación-, aunque no eran los clásicos “taboriles uruguayos” que empleó Castillo, siguiendo la idea musical de nuestro “Pintín” Castellano. Pero volviendo a la trayectoria de Lágrima, en Carnaval sigue cosechando primeros premios con “Morenada” –conjunto con el que viaja a Ecuador-, “Añoranzas Negras” y “Palán Palán”. Con la agrupación “Morenada” graba para el sello Odeón y filmó junto a Hugo del Carril, Luis Sandrini y Palito Ortega: “Fantoche” y “Viva la vida”.

Luego de un prolongado tiempo de inactividad, retornó al mundo del espectáculo en 1971, en el programa de T.V. denominado “Sábados de Tango”, prosiguiendo una actividad ininterrumpida en los mejores locales nocturnos uruguayos, junto a los excelentes tamborileros, los hermanos Enrique y Nelson Julio Bonasorte. En 1972 graba su primer L.P. como solista: “La Perla Negra del Tango”, con el acompañamiento de las guitarras de Hilario Pérez (reeditado en 2006 por Acqua Records); actuando fundamentalmente en el local del “Toto” Miranda, en Punta del Este. En 1973, contratada por “La Casa de Gardel”, actúa en Buenos Aires, época en la que ya se la presenta como “La Dama del Candombe”. Hacia fin de ese mismo año, actuó en Mar del Plata junto al notable clarinetista compatriota Santiago Luz, inaugurando a su retorno, en Punta del Este, su espectáculo de candombe en el Hotel “La Capilla”.

En 1976 graba para R.C.A. el primer L.P. estereofónico realizado en Uruguay, con difusión internacional, integrado con doce candombes de autores uruguayos, denominado “Luna y Tamboriles”.  Después y contratada por nuestro Ministerio de Turismo, viaja a Santa Cruz do Sul (Brasil) para los festejos de los 200 años de la ciudad, recorriendo distintos puntos del país y viaja también  a Chile, presentándose en la T.V.

En 1981 interviene en la grabación del L.P. “Nuestro canto de Navidad”, cantando el tema “Jesús el negrito”, y también en el L.P. “Vamo” al candombe”, ambos para el sello Orfeo. Al año siguiente se radica en Madrid, actuando allí y en otras ciudades españolas, grabando en Marbella para el programa “300 Millones” e interviniendo en el Festival Internacional de Huelva. Retornó recién en 1985, pero poco antes actuó en New Jersey para la colonia de uruguayos residentes en los Estados Unidos.

En 1987-88 viaja a Canadá, Estados Unidos y Cuba. Vuelve en 1989 al Carnaval uruguayo, obteniendo con “Marabunta” el primer premio de su categoría. A continuación graba la casete: “Mamá Isabel” para el sello Orfeo. En 1990 le entregan, en Carnaval, el trofeo a “La Mejor Figura” y graba “Candombeando con la tribu de Rosa Luna”. Luego viajó a Inglaterra y Alemania, actuando en distintos escenarios.

En 1991-92 actúa en el Teatro Solís montevideano y en el San Martín de Buenos Aires. En el Carnaval, con Kanela, obtiene otro primer premio en la categoría “Negros y Lubolos”, luego del cual vuelve a Europa, presentándose en el “Royal Albert Hall” de Londres.

En 1993 actúa en Granada, España, en el Festival de tango, con un grupo de músicos uruguayos, encabezados por el guitarrista Daniel Petruchelli; le entregan el Premio “Fabini”, en el Teatro “Solís”, y nuevamente cierra el Festival Joventango y el de los festejos del 200 aniversario de la fundación de Rocha.

En 1994 obtiene un nuevo premio en Carnaval con “Yambo Kenia”, actuando nuevamente en Buenos Aires, y luego, junto al “potrillo” César Zagnoli, es nombrada “Hija Dilecta de Durazno”. En 1995 “Mundoafro” la eligió presidenta de la institución, y en tal carácter, recorre ocho países europeos, presentando proyectos y realizando recitales junto al tecladista Duglas Castillo. Integra -el autor de esta evocación la recuerda como “Compañera León”-  la Asociación Internacional de Clubes de Leones, la mayor institución internacional de servicio y obra social, ratificando su vocación por el prójimo. En 1996 en el Teatro “Lavalleja” de Minas, se le entregó el “Morosoli de Plata”, en la segunda edición del Premio a la cultura nacional por su trayectoria. Viajó a Buenos Aires y nuevamente a los Estados Unidos. Grabó un C.D. “Cantando sueños” y es la encargada de cerrar la Tercera Cumbre Mundial del Tango, efectuada por primera vez en Montevideo, con su espectáculo de tangos y candombes.

Filma “Candombe”, un documental de Carlos Páez Vilaró (realizado por Silvestre Jacobi y Hassen Balut) editado en DVD por el sello Suramusic en 2006. Viaja como Presidenta de “Mundoafro” a la Conferencia Mundial sobre Racismo y Xenofobia, en Durban, Sudáfrica, donde conoció personalmente a Nelson Mandela. En los meses de octubre y noviembre, actuó en las ciudades de París y Estocolmo. Se constituye en la primera uruguaya negra que actuó en la Universidad de La Sorbona de París. Grabó el C.D. “Lágrima Ríos en el Sena” (2001), en los estudios del “Pájaro Canzani”, aún no editado. También y a su regreso, la Cámara de Representantes la homenajea con la entrega de un trofeo que lleva el nombre de la inolvidable Rosa Luna.

En el año 2002 viaja a la ciudad de Artigas, donde se creó la Primera Escuela de Candombe del Uruguay, que la Intendencia Municipal bautizó con el nombre de “Lágrima Ríos”. Ese año vuelve a París, donde además de sus presentaciones con los músicos Walter Díaz, Ronald Rivero y el percusionista Jorge Trasante, es honrada con la designación de “Madrina” del Festival de Música Latinoamericana, donde actuó también Jorge Drexler.

En 2003 encabezó “Las Llamadas”, desfilando en un auto clásico por los Barrios Sur y Palermo. Prosiguiendo con su actividad de “Mundoafro”, donde concede innumerables entrevistas locales e internacionales, como la del actor y defensor de los Derechos Humanos, Danny Glover. Es elegida “Mujer del Año 2002” junto a otras personalidades en el Hotel Sheraton. También entonces, grabó en D.V.D. con el grupo “Los Fatales”, el candombe “La vida es un deporte”, donde intervienen como tamborileros, famosos deportistas. Es nombrada por la Intendencia Municipal de Montevideo, presidenta de la Unidad Temática que tenía como cometido el apoyo a todos los afro uruguayos. Nuevamente la Cámara de Representantes le tributó un reconocimiento por su exitosa trayectoria. Se editó por el sello discográfico “Perro Andaluz”,  el C.D. “Canción para mi pueblo”, grabado en 1997. Carlos Páez Vilaró, en este mismo año, le dedicó un mural que pintó en la peatonal “Policía Vieja”, a pocos metros de la Plaza Independencia.

En un nuevo viaje a Buenos Aires (2003) grabó dos temas: “Mi Vieja Viola”, tango  de Humberto Correa y “Un cielo para los dos” (vals peruano de Ángel Cabral – Enrique Diseo), en el estudio ION, para un grupo de dos C.D.´s a editados en 2004: “Café de los Maestros”, constituyéndose en la única figura uruguaya presente en esa producción de Gustavo Santaolalla y Gustavo Mozzi. Las otras dos únicas voces femeninas son: Virgina Luque y Nelly Omar. Compartió ese trabajo, que además se transformó en un film en 2004, con Horacio Salgán, Mariano Mores, Leopoldo Federico, Atilio Stampone, Alberto Podestá, entre tantos otros. La acompañaron en guitarras: Daniel Petruchelli y Aníbal Arias. También en 2003, se crea en Madrid, la Escuela de Candombe “Lágrima Ríos”, por las mismas personas que lo hicieron en Artigas, Uruguay. En marzo de 2004 recibió en la ciudad de Durazno, el trofeo “Luna de Febrero”; en abril, se presentó en la Sala Zitarrosa, el C.D. “Canción para mi pueblo”;  finalmente es elegida una de las “Mujeres del año 2003”.

En el año 2005, en el mes de diciembre, acompañada por su guitarrista Daniel Petruchelli y con el Grupo “Bajofondo”, actuó ante 40.000 personas, congregadas en la Costanera sur de la ciudad de Buenos Aires. Asimismo, cantó como invitada especial en el Teatro Solís, en un recital del músico Luciano Supervielle, que fue el creador de la música de las películas uruguayas “El baño del Papa” y “La redota”. En el famoso local bonaerense de San Telmo “Torcuato Tasso”, compartió escenario los fines de semana, con el cantor argentino Alberto Podestá, espectáculo que fue denominado “Dos Orillas”, con gran aceptación del público.

Y finalmente, en esta reseña que hemos podido realizar gracias a nuestro compañero de las peñas de los viernes, en el Mercado de la Abundancia, llegamos al año 2006, año en que Lágrima nos dejó, sólo físicamente. En el mes de febrero, nuevamente en Buenos Aires, había grabado -su última grabación- con “Bajofondo”: “Chiquilines”, un tema que compusieron expresamente para ella, Luciano Supervielle y el laureado Gustavo Santaolalla. El nombre fue elegido teniendo en cuenta que el saludo que Lágrima acostumbró a hacer siempre (¿Cómo estás chiquilín?… ¿Cómo estás chiquilina?). También existe un DVD de Supervielle y Santaolalla, donde ella canta “Un cielo para los dos”.

Paco, nuestro calificado amigo e informante, nos indica que recibió múltiples homenajes, además de los que se citaron en esta evocación. La calle donde nació en Durazno –en el barrio “Puerto de los barriles” aledaño al río Yi-, lleva el nombre de “Lágrima Ríos”, votado en 2007 por unanimidad en la Junta Departamental de su Departamento natal. Lleva su nombre asimismo, un moderno edificio de viviendas en Montevideo, en la esquina de las calles Monte Caseros y Batlle y Ordóñez, ex “Propios”.

En el pasaje “Viana” del complejo de viviendas “UFAMA AL SUR” junto al Cementerio Central, del que fuera una de sus impulsoras, hay una placa que la recuerda.  “Ufama al Sur” fue un proyecto habitacional, afortunadamente logrado, para treinta y seis mujeres negras -entre las que se contaba Lágrima-.

En la Peatonal Sarandí, Lágrima Ríos tiene su “Sol” junto a las de tantos uruguayos famosos, como lo fueron China Zorrilla, Alcides Edgardo Ghiggia y Mario Benedetti, por citar algunos ejemplos. En 2007, en el Día del Patrimonio se homenajea a Lágrima Ríos, Rosa Luna y Martha Gularte con un monolito ubicado en la plaza de la intersección de las calles Durazno y Minas. En 2008, la Fundación Chamangá” (institución que apoya a estudiantes de diversas disciplinas para continuar sus estudios) otorgó sus becas anuales en su nombre.

El conjunto “Sarabanda” desfila en Carnaval con dos banderas: una, está dedicada a  Lágrima Ríos y la otra, a Rosa Luna.

Con su partida física a la inmortalidad en el día de Navidad de 2006, pero para quedar en el corazón del pueblo, lamentablemente quedaron truncos: a) la grabación de un C.D. producido por Santaolalla, para presentarlo en el Grammy Latino; b) poder cantar con los que intervinieron en “Café de los Maestros”, el día 24 de agosto en el Teatro Colón; c) al día siguiente toda la colonia artística uruguaya, radicada en Argentina (China Zorrilla, Fernando Peña, Víctor Hugo Morales, entre otros) la homenajeaban en la Embajada uruguaya; d) presentaciones con un unipersonal, en el Teatro Ateneo de Buenos Aires; e) Temporada en Mar del Plata, ya prevista con Fernando Peña; entre otras…

La edición del diario “CLARÍN” de Buenos Aires, del 26 de diciembre de 2006, tituló su nota recordatoria con esta frase: “NO HABRÁ NINGUNA IGUAL”.  Nada más justo.

En el Panteón de A.G.A.D.U. donde descansan sus restos -junto a los de tantas figuras de nuestra cultura- , Paco  ubicó una placa en la que se lee: “Vivirás siempre en mi corazón y en el cariño del pueblo”.

 


Referencias:

Informe “Lágrima Ríos”, Paco Gude.

“Alberto Mastra / con permiso. Una antología”, Documentos de la música del Uruguay. Publicación Ayui A/M 37 CD, impreso en Printer Ltda,, Montevideo, diciembre 2002.

(*) Tanguedia es una publicación cultural de Tango y Ciudad del Río de la Plata / Segunda época.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*