Sobre el pianista y compositor Julián Peralta


Por Ramón González

(Realizado con el apoyo del Fondo Nacional de la Música. www.fonam.org.uy) (*)


El pianista y compositor Julián Peralta es una referencia central del tango actual, no sólo por su actividad musical -entre las que se destaca haber creado y dirigido la Orquesta Típica Fernández Fierro-, sino también por su gran trabajo de gestión y difusión del Tango en proyectos como La Máquina Tanguera, el CAFF y el Teatro Orlando Goñi, entre otros.

Su pasión pedagógica lo lleva a dictar clases de materias técnicas en la Escuela de Música Popular de Avellaneda y la Escuela Orlando Goñi, como así también a ser autor del tratado técnico “La Orquesta Típica. -Mecánica y Aplicación de los Fundamentos Técnicos del Tango-”.

Su música, que incluye obras orquestales, le ha permitido recorrer los más prestigiosos escenarios del mundo, como el Barbican, la Ópera de Praga y el Konzerthaus de Vienna. En 2010 musicaliza la versión de “Romeo y Julieta” en Londres. En la actualidad su actividad artística se desarrolla al frente de la Orquesta típica y el grupo Astillero.

Estas son expresiones del periodista Lucas Petersen (Revista Ñ del Diario Clarín de Buenos Aires, 06/07/2012). Al releerlas se me planteó la interrogante: ¿En que andará ahora Julián Peralta? Averigüé algunas cosas y luego surgió la necesidad de compartirlas con los lectores de “Tanguedia”:

Julián Peralta nació en el conurbano bonaerense. Creció junto a sus dos hermanos (también músicos), en el sur del Gran Buenos Aires, concurrió a escuela pública y militó en el centro estudiantil. Se inició tocando rock y jazz, que era lo más natural en esa época y de repente se le dio por el tango.  La anécdota ha sido contada en diversas oportunidades pero vale la pena reiterarla: Revolviendo cassettes con descuento  “lleve 3 y pague 2”, faltaba uno para completar el “paquete” y ahí apareció la Orquesta de Troilo. Al llegar a su casa y escuchar la cinta se produce un enamoramiento del tango para siempre; así de simple.

Inmediatamente surge el propósito de formar una orquesta típica. Para independizarse trabajó como tecladista de cumbia y mientras transitaba por las distintas bailantas, elaboraba en su mente los tangos para su orquesta.

Al principio, por la inexperiencia, la candidez propia de toda cosa nueva y por la inquietud de avanzar rápidamente, chocó con varias dificultades que él enumera: “Desgrabaciones, músicos que van y vienen, partituras viejas mal escritas, dedos mal puestos sobre el piano, conseguir músicos… Guitarristas salían abajo de las baldosas en esa época, pero bandoneonistas, violinistas y músicos jóvenes que quisieran tocar tango, había muy pocos y no estaban conectados entre sí”.

Pero Julián sentía que el tango había llegado para quedarse, e insistió y empujó hasta que concretó su proyecto.

Importa destacar que Julián Peralta es un hombre sumamente activo, que está en continuo movimiento. Él se mueve y hace que se mueva lo que hay a su alrededor: la música, la gente. Comprendió que para que la cosa avanzara, era necesario que otros también empujaran. Entonces creó  ese primer taller al que llamó la “Máquina Tanguera”; una agrupación de músicos recién iniciados en el tango, que apenas leían partituras, afinaban los instrumentos y juntaban para comprarse un violín o un bandoneón.

Se admitía a todos  quienes tuvieran inquietud, por mínima  que esta fuera. “Frente a la duda: adentro”. 

Se formaron varias orquestas y aisladamente surgieron otros conjuntos tales como El Arranque y Tangata rea. La “Máquina tanguera” se convirtió en el lugar de encuentro, el punto de partida para aquellos que de a poco se metían en el género. “Descubrir que aquella típica de Troilo tenía la complejidad y la simpleza de las buenas construcciones, que la música sonaba bien, que todos los instrumentos se escuchaban, fue el principio para las preguntas que luego fueron encontrando respuestas en clases de piano, contrapunto, armonía, orquestación y muchos etcéteras”.

Aprender a funcionar como grupo fue otra difícil tarea para las nuevas orquestas: “Algunas salieron bien paradas y otros bien sentadas”

Y Julián Peralta funda la Orquesta Fernández Branca, la que luego, en el 2001, deriva en la Orquesta Fernández Fierro, la que empieza a funcionar con  arreglos de tangos viejos, una fuerte influencia de Pugliese (pero del último Pugliese no el de la mejor época) y una postura visual de desprolijidad. Siendo pianista de esta agrupación es que nuestro protagonista compone sus primeros tangos. Mal arreado, Waldo y un tercero, Punto y branca, titulado por su padre (gustador fanático del tango, del fernet y cantor aficionado).

A principios de 2005, Julián Peralta se desvincula de la Fernández Fierro y sigue su propio camino.

De inmediato arma el grupo Astillero con la idea de interpretar tangos nuevos, sin tener muchos bajo el brazo pero si, una gran expectativa. Paralelamente crea la Milonga en orsai, un espacio abierto para nuevos grupos, actores, bailarines, y para el público de la noche interesado en la música. Desfilan por ahí muchísimas orquestas y se rinde culto a la marca del fernet “Branca”. Julián continúa moviendo música y gente  a su alrededor.

El Astillero es la propuesta artísticamente más arriesgada de Peralta: Tocar música nueva, no tener el baile como pata principal de la música, ahondar en la complejidad de las composiciones y todo esto sin descuidar del disfrute del espectador.

“Encarar un trabajo de letras que pudieran representar a la nueva generación sin ser modernos ni dar vergüenza, fue también complicado”, dice Julián, “había que escribir la música que uno quería escuchar. Y uno es un jodido para contentarse”.

Astillero sale airoso del desafío.

Milonga en Orsai pronto quedó chico para el desarrollo del proyecto Astillero:

“Se hacía muy fuerte la necesidad de armar una escuela de música de tango para contener, guiar y ayudar a crecer a los nuevos músicos que se acercaban con inquietudes. Se empezó de a poco, con cinco alumnos. Clases de instrumento, de arreglos… De a poco los mismos alumnos fueron marcando el camino a seguir con sus necesidades. Se armaron ensambles de orquesta típica, guitarras, cuerdas, vientos… Se sumaron clases de composición y una cantidad de profesores que aportaron al crecimiento de muchísimos nuevos músicos y grupos. Quedó chica también la primera sede que tuvo la escuela y hubo que buscar un nuevo espacio que además permitiera que los alumnos tuvieran un escenario donde desarrollar y exponer sus proyectos al público. Se arma entonces el Teatro Orlando Goñi, espacio que tiene como eje fundamental la promoción del nuevo tango”.

El proceso realizado por Peralta y los integrantes de la Maquina Tanguera, requería una simplificación y una posibilidad de trasmisión directa; esto, y el muy poco material teórico existente sobre música de tango, lo llevó a la tarea de escribir  un libro. La guía fue la lista de temas que presentó en su ingreso a la docencia en la Escuela de Música Popular de Avellaneda, donde quedó a cargo de la cátedra de Elementos Técnicos del Tango que dejara vacante Rodolfo Mederos.

El libro denominado “La Orquesta Típica -Mecánica y Aplicación de los Fundamentos Técnicos del Tango-” es una especie de bibliografía de cabecera de quienes pretendan estudiar tango con seriedad y profundidad.

Con relación a la Orquesta a que se hace referencia al principio, la misma se fundó en el año 2009 con el propósito, según el propio Peralta, de volver al tango a su lugar dentro del espectro cultural ciudadano, con una nueva propuesta acorde con el  tiempo en que se desarrolla.

En 2011, en el Festival de Tango de Buenos Aires, se realizó un concierto de canciones nuevas que nunca se repitió pero, surgió la idea de que esta tentativa quedara documentada y así, al año siguiente, se presenta su primer disco (Un disparo en la noche), sello independiente, De Puerto Producciones. Ya en el 2013, se hace la presentación de un film documental en el que se expone el proceso de grabación del disco. Intervienen los músicos, los autores y cantantes de las obras. La película es de Alejandro Diez y se denomina igual que el CD.

“Hay una idea de que no hay más canciones nuevas en el tango, una idea de que no pasa nada. Entonces nuestra idea es ayudar a desmitificar esto y demostrarle al público, oyente o no de tango, que existen canciones muy buenas, que además son éxitos en el medio y en cada uno de los grupos. Claro, estos tangos nuevos no tienen la máquina de difusión de otros géneros, pero dentro del tango son más que rendidores y populares. Existen los tangos nuevos, como alguna vez fueron estreno los temas de Mores y Discépolo. Queremos que se eche luz sobre algo que es real. Ya no tenemos que pedirle permiso a nadie para tocar y cantar estos tangos nuevos”, expresa Peralta. Y en otro pasaje agrega: “Quería que se viera ese laburo que dio la efervescencia creativa de los últimos diez años, y el festival, en ese sentido, es una vidriera. Entonces quería aportar con lo que uno hace, que es el laburo con la orquesta y los arreglos, y hacerles a estos tangos nuevos un buen fondo de fiesta. Todos estos tangos suenan claramente a nosotros, a nuestra generación. Es la banda de sonido de este momento”.

Integración de la Orquesta

Violines: Alicia Alonso, Bruno Cuellar, Katharina Deissler, Luis Alberto Simó

Viola: Gabriel Wolff

Violonchelo: Jacqueline Oroc

Bandoneones: Mariano González Calo, Diego Maniowicz, Daniel Ruggiero, Adolfo Trepiana
Contrabajo: Federico Maiocchi
Piano: Julián Peralta

Cabe agregar que al constituirse la Orquesta, no desapareció el Grupo Astillero sino que siguen funcionando en paralelo. Actualmente, la Orquesta Típica Julián Peralta está programando un nuevo disco para ser grabado en el presente año. Incursionar en los viajes y giras que  muestro protagonista  ha efectuado (presentaciones de discos, clases magistrales, actuaciones con prestigiosas orquestas del exterior), ocuparía demasiado espacio. Sí destacaré que es autor de más de cuarenta obras, y finalizaré  mencionando las grabaciones en que hasta ahora ha participado.

CD GRABADOS:

Un disparo en la noche               (Orquesta Julián Peralta, 2012)

Sin descanso en Bratislava         (Grupo Astillero, 2009)

Tango de la ruptura                    (Grupo Astillero, 2006)

Vivo en Europa                           (OTFF, 2004)

Destrucción masiva                    (OTFF, 2003)

Envasado en origen                    (OTFF, 2002)


Fuentes: La Nación-Espectáculos-Bs. As. Nota de Gabriel Plaza, 23/08/2011

Revista Ñ de Clarín de Bs. As. Nota de Lucas Petersen, 06/07/2012

Revista El Sordo-Cuadernos de difusión del tango- Bs. As.

(*) Tanguedia es una publicación cultural de Tango y Ciudad del Río de la Plata / Segunda época.

 

 

 

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*